Etapas históricas de la Congregación

1849-1858

LA FUNDACIÓN. En un ambiente hostil seis jóvenes sacerdotes inician una aventura misionera en una pequeña habitación del seminario de Vic, España, animados por un sacerdote de 41 años. A la cabeza, el misionero Antonio Claret. Era el 16 de julio de 1849. Pronto tuvieron que superar enormes dificultades, agravadas por la ausencia del Fundador en Cuba y el escaso crecimiento inicial.

1858-1870

CONSTITUCIÓN DEL INSTITUTO. A la muerte del P. Esteban Sala, segundo General de la Congregación, la elección como General del José Xifré supuso un impulso formidable de la estructura interna del Instituto y sus instituciones, y de las primeras fundaciones fuera de Vic: Gracia, Segovia. La presencia de Claret, de nuevo en España, significó también un apoyo constante.

1870-1899

PRIMERA EXPANSIÓN. La muerte del Fundador el 24 de octubre de 1870 y la situación de la Congregación, refugiada en Francia, no impidieron la regular vida y consistencia misionera del Instituto. Ya se había fundado en Argel y en Chile. Ahora tocaba continuar la expansión en España, Guinea Ecuatorial, México, Italia, etc. La Congregación se dividió en Provincias. A su muerte en 1899, el P. Xifré dejaba un futuro esperanzador.

1899-1906

LA CONSOLIDACIÓN. Nacía un nuevo siglo. Sin el P. Xifré, después de más de 40 años como General, había que consolidar lo logrado hasta el momento. Se escribe la primera Historia de la Congregación. Ésta se encuentra en América en plena ebullición. Todo hace presagiar que la Congregación comienza a verse a sí misma como un Organismo consistente bajo la guía del P. Clemente Serrat.

1906-1922

EL AUGE. Muere el P. Serrat el 6 de enero de 1906. El Capítulo General elige al delfín de aquellos años, el P. Martín Alsina. Su energía iba a recordar los tiempos del P. Xifré. Son muchas las ofertas de fundación que tiene que rechazar la Congregación. El hecho de su crecimiento en Europa (Portugal, Reino Unido, Alemania, Francia) da idea de la validez de la propuesta misionera de la Congregación.

1922-1934

NUEVA EXPANSIÓN. El 2 de marzo de 1922 moría el P. Alsina. El nuevo P. General, Nicolás García, sería el que iba a regir la Congregación prácticamente hasta la mitad del siglo. Tocaba continuar con la expansión en las repúblicas americanas. Comenzaba la Santa Sede a confiar a los claretianos Vicariatos y Obispados, signo de la confianza que inspiraba en la alta Jerarquía de la Iglesia. La fundación en China supuso un revulsivo misionero formidable en esta época. La etapa se cerraba con la gran noticia de la beatificación del P. Fundador (febrero 1934).

1934-1937

TIEMPO MARTIRIAL. Tras la beatificación de Claret (1934), llegaron las persecuciones. Ya se habían conocido en México, con la muerte del Beato Andrés Solá en 1927. Ahora afectaban a España, punto neurálgico de la Congregación, con sus seminarios llenos a rebosar. Al que le tocó sufrir la gravísima situación desde el supremo gobierno fue al P. Felipe Maroto, elegido General en 1934. 271 mártires claretianos, la mayoría de ellos jóvenes. Eran tiempos oscuros.

1937-1949

PRIMER CENTENARIO. La muerte inesperada del P. Maroto dio paso de nuevo al segundo generalato del P. Nicolás García en julio de 1937. Había que levantarse de la gran tribulación y atravesar indemnes la gran prueba de la Segunda Guerra Mundial. Una época de grandes nombres de relevancia eclesial: Arturo Tabera, Arcadio Larraona, Siervo Goyeneche. Nacimiento de obras de envergadura: la revista Vida Religiosa, el Institutum Juridicum. La publicación de la magna obra del P. Cristóbal Fernández El Beato Padre Antonio María Claret (1946) marcó un hito en la celebración del primer centenario de la Congregación.

1949-1967

UN NUEVO SIGLO. El 16 de julio de 1949 se celebraba en toda la Congregación el primer centenario. Al frente del Instituto, la gran novedad, un General alemán, el P. Pedro Schweiger. Al año siguiente, la canonización del P. Fundador y la inauguración del gran templo en Roma dedicado al Corazón de María y la nueva Curia General (1952). Crece el optimismo. Se  da un grande impulso al universalismo de la Congregación, simbolizado en las fundaciones en Japón, Canadá, Holanda, Bélgica, Suiza, Zaire y las primeras vocaciones en la India. Y surgen los grandes teologados de Roma y Salamanca. Es la grande época del Concilio Vaticano II y la invitación a la renovación. Una etapa que se concluye con la publicación de la segunda gran Historia de la Congregación, del P. Cristóbal Fernández.

1967-1979

LA RENOVACIÓN. Empujados por el Concilio los claretianos emprenden la gran renovación. El encargado de dirigir la Congregación en esta etapa es un italo-esloveno, el P. Antonio Leghisa. Esta renovación vendrá acompañada por una particular expansión misionera y también por una profunda crisis. Las grandes Provincias asumen misiones en distintas zonas de la Congregación. Se crean las Conferencias interprovinciales. Y llegan providenciales fundaciones como las de la India y Nigeria. Poco a poco, se consolida la renovación iniciada en el posconcilio.

1979-1985

LA MISIÓN HOY (MCH). El Documento Capitular de 1979, conocido como la MCH (Misión del Claretiano Hoy) produjo un gran impacto en toda la Congregación. Fundamentalmente se revisó el estilo misionero a la luz de lo más urgente, oportuno y eficaz. Pero, sobre todo, se incidió en lo que vino a ser llamado revisión de posiciones. Se publicaron las nuevas Constituciones y el nuevo Directorio. Al mismo tiempo, seguían abriéndose nuevos caminos: Corea del Sur, Australia, Polonia… Y se multiplicaban los encuentros de la Familia Claretiana.

1985-1991

EL CLARETIANO HOY. El año 1985 trajo importantes cambios. Entre otros, el de la persona de un nuevo General, el argentino Gustavo Alonso. Crecía la Congregación, no tanto en personal sino en presencias: Indonesia, Costa de Marfil, Kenia, Sri Lanka. Se multiplicaban cada vez más los Encuentros, Conferencias, Talleres, Semanas debido a la complejidad cada vez mayor de la Congregación en lenguas, culturas y diálogo religioso.

1991-1997

IDENTIDAD Y MISIÓN. De nuevo un General español, el P. Aquilino Bocos. Apenas iniciado su mandato, un nuevo impulso llegó el 25  de octubre de 1992, fecha de la beatificación de los 51 Mártires Claretianos de Barbastro. No se crecía en número, pero sí en proyección misionera. Los nuevos beatos acompañaron nuevas fundaciones como la de Rusia y Taiwán. Y surgían nuevos proyectos como Palabra-Misión y el comentario a las Constituciones Nuestro Proyecto de Vida Misionera. Se multiplican las publicaciones del Fundador: Epistolario Pasivo, Escritos Pastorales. Se inicia la reestructuración de Organismos.

1997-2003

EN MISIÓN PROFÉTICA. Se cumplían los 150 años de la Fundación de la Congregación. Comenzaba ya a sentirse la necesidad en algunas zonas de la Congregación de mayoría cristiana de ir uniendo algunos Organismos debilitados en personal y en fase de envejecimiento. Al mismo tiempo, la Congregación crecía rápidamente en otras zonas de minoría cristiana necesitadas de ayuda en formación y en economía, como en India, Nigeria, Congo, Sureste asiático, Sri Lanka, Indonesia.

2003-2009

QUE TENGAN VIDA. Llegaba al generalato un misionero español afincado en Japón, el P. Josep Mª Abella. Cada vez más se iban dividiendo e independizando los Organismos en crecimiento y uniendo los de tendencia a disminuir. Terminaba la larga etapa del inquieto papa San Juan Pablo II, muerto en abril del 2005. La economía iba tomando protagonismo debido a la necesidad de compartir entre los distintos Organismos. Y llegó el bicentenario del nacimiento del P. Fundador en 2007 con una nueva Autobiografía (2008) y numerosos actos conmemorativos.

2009-2015

HOMBRES QUE ARDEN. Surgen nuevos proyectos congregacionales como La Fragua en la Vida Cotidiana para facilitar el acceso a las propias fuentes carismáticas. La presencia claretiana en la ONU da un nuevo tono universal y de compromiso social a la Congregación. Se estrena la película Un Dios Prohibido, relato del martirio de los Beatos Mártires de Barbastro. Se celebran nuevas beatificaciones de mártires de la guerra civil española. Se publica la esperada biografía del P. Xifré en tres tomos, obra del P. Jaume Sidera.

2015-2019

MISSIONARII SUMUS. Es nombrado nuevo General, el P. Mathew Vattamattam, de la India. Uno de los legados recibidos es el de reorganizar la Congregación en Europa. Al mismo tiempo, surgen nuevos Organismos como las Delegaciones Independientes P. Xifré y Mãe d’África en África y la Provincia de Fatima en Europa y se llevan a cabo nuevas fundaciones como Borneo y Nueva Zelanda. El papa Francisco sigue aportando prelados claretianos a la Iglesia, entre ellos un nuevo cardenal, el ex-superior general P. Aquilino Bocos. Y, finalmente, se cierra el período histórico con un nuevo proyecto congregacional: el Año Claretiano.

Pin It on Pinterest

Share This