SEBASTIÁN AGUILAR, Fernando, CMF: Teólogo y Arzobispo

Calatayud (Zaragoza), 14.XII.1929. La infancia de Fernando Sebastián Aguilar estuvo marcada en buena medida por la religiosidad vivida en el ambiente familiar y por la influencia de su abuelo materno, catedrático y director del Instituto de Enseñanza Media de Calatayud, que le inculcó el afán por la ciencia y el valor del pensamiento humano. Faltándole el último curso de sus estudios de bachillerato que estaba cursando en el Instituto de Enseñanza Media de la ciudad, en 1945 ingresó en los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María (popularmente conocidos como “Misioneros Claretianos”), Congregación fundada en 1849 por San Antonio María Claret.

Su formación claretiana y sacerdotal se desarrolló en los Centros propios de la Congregación en Vic (Barcelona), Solsona (Lérida) y Valls (Tarragona). En esos años (1945-1953) estaba fresca la memoria de la pasada guerra civil, y se vivían sus secuelas tanto en el orden sociopolítico como religioso. El contacto con el mundo exterior en los seminarios era muy limitado y la vida religiosa se caracterizaba por la observancia fiel de unas normas; pero, de otra parte, eso propiciaba una recia formación ascética, fruto de la teología imperante y de la sangre martirial de los 272 claretianos de la guerra española, y una rigurosa formación intelectual a partir de la teología tomista. Fernando Sebastián tuvo la oportunidad de mantener contactos con los profesores claretianos David García Baca, Augusto Andrés Ortega y Daniel Ruiz Bueno.

Después de su ordenación sacerdotal en 1953, amplía su formación intelectual en Roma, donde profundiza en los núcleos fundamentales de la teología sistemática. En París y Lovaina descubre la teología bíblica de la mano de Cerfaux y Descamps, y se abre a nuevas líneas de pensamiento filosófico y teológico a través de Mounier y Marcel. Tomismo, teología bíblica y filosofía personalista van a conformar desde entonces su pensamiento teológico.

A partir de 1956 comienza su actividad docente. Primero en el teologado de la Provincia claretiana de Cataluña (1955-1961) y posteriormente en el Teologado Claretiano Hispanoamericano de Salamanca (1961-1971), y en el Estudio Teológico “Claretianum”, agregado a la Pontificia Universidad Lateranense (1966-1967). En esta primera etapa, que dura hasta 1971, cultiva particularmente la mariología y la teología de la vida religiosa. Ingresa en la Sociedad Mariológica Española (1959) y dirige la revista Ephemerides Mariologicae (1966). Publica obras importantes que marcarán incluso la doctrina del Vaticano II sobre la vida religiosa o la desarrollarán.

Para difundir la enseñanza conciliar y aplicarla en España funda en 1965 la revista Iglesia Viva, de la que fue director hasta 1971, cuando es nombrado Rector Magnífico de la Pontificia Universidad de Salamanca, a la que se había incorporado como profesor en 1967, y de la que fue decano de Teología en 1969. Su Rectorado (1971-1975 y 1975-1979) se desarrolla durante el fin del franquismo y la transición democrática y se caracteriza por la consolidación jurídica de la Universidad como Universidad del Episcopado Español, la recuperación de la confianza teológica y humana de los obispos en los dirigentes y profesores de la Universidad, la relación con las autoridades académicas estatales, la creación de varias Facultades (Sociología, Psicología, Ciencias Políticas, etc.) con reconocimiento civil de sus titulaciones y la creación de su Patronato. Fue Consejero Nacional de Educación (1972-1979). En estos años Fernando Sebastián inicia una intensa colaboración y una estrecha relación personal con el Cardenal Vicente Enrique y Tarancón, fruto de la cual son la participación en reuniones con políticos de todas las tendencias, la preparación de conferencias e intervenciones del Cardenal, y particularmente la redacción de la célebre homilía pronunciada durante la misa en la Iglesia de los Jerónimos en la inauguración del reinado de D. Juan Carlos I.

Su actividad docente concluye en 1979 cuando el Papa Juan Pablo II le nombra Obispo de León. Renuncia a esa diócesis en 1983, un año después de haber sido elegido por los obispos Secretario General de la Conferencia Episcopal Española, cargo que ocupa hasta 1988. Coincide esta responsabilidad de Fernando Sebastián con el gobierno del Partido Socialista en España y él lleva por parte de la Iglesia las negociaciones con el Gobierno en variados aspectos de la vida social del país. En estos años la Conferencia Episcopal publica importantes documentos, en cuya inspiración y redacción interviene decisivamente Fernando Sebastián: Testigos del Dios vivo (1985), Católicos en la vida pública y Constructores de la paz (1986).

Las líneas fundamentales del pensamiento y actuación de Fernando Sebastián son: la presencia y primacía de Dios, que promueve la libertad y creatividad del hombre y garantiza el valor de la persona humana; la independencia y el respeto mutuo entre la Iglesia y el Estado.

Al ser nombrado Arzobispo Coadjutor de Granada en 1988 renuncia al cargo de Secretario de la Conferencia Episcopal. En 1991 debe compatibilizar su responsabilidad en Granada con la de Administrador Apostólico de la diócesis de Málaga. En 1993 toma posesión de la sede arzobispal de Pamplona y de la episcopal de Tudela.

De 1991 a 1996 ha sido Gran Canciller de la Pontificia Universidad de Salamanca. Ha participado en los Sínodos episcopales sobre la penitencia (1983), la aplicación del Concilio Vaticano II (1985), la vocación y misión de los laicos (1987), Europa (1991 y 1999), Vida consagrada (1994), en el que es miembro de la comisión redactora del mensaje final y las conclusiones sinodales. En mayo de 1994 es designado por el Papa miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica. De 1993 a 1999 es Vicepresidente de la Conferencia Episcopal, cargo que sigue desempeñando en la actualidad desde 2002. En marzo del 2004 es elegido Presidente del Patronato de la Fundación Pablo VI, dedicada a fomentar los estudios universitarios católicos en estrecha relación con la Universidad Pontificia de Salamanca.

Además de la acción pastoral que ejerce como obispo en su diócesis, en conferencias, artículos, libros, y en sus más de 500 cartas pastorales sigue atentamente e ilumina teológicamente la situación histórica del país (la paz, el terrorismo y la violencia, el nacionalismo, la enseñanza religiosa, el compromiso político de los cristianos, etc.) y los problemas culturales y religiosos con que se enfrentan hoy los católicos en España.

OBRAS DE ~ Interpretación teológica de la inspiración, XIV Semana Bíblica Española, Madrid, 1954, págs. 177-186; Quaestiones de regalitate Mariae, Ephemerides Mariologicae (EphMar) 1955, págs. 385-428; Maternitatis divinae intima natura. Francisco Suárez SI et Didaco Álvarez OP diversimode interpretata, Madrid 1957; Dos mentalidades diversas sobre la naturaleza de la maternidad divina, EphMar 1957, págs. 161-286; Sentido sacramental de la profesión religiosa, Vida Religiosa (VR) 1960, págs. 150-158; María, Madre de la Iglesia, EphMar 1960, págs. 53-100; El amor y servicio a la Iglesia en la vida religiosa, en VARIOS, Al servicio de la Iglesia, Coculsa, Madrid, 1961, págs. 3-30; La caridad fraterna, Ed. CONFER, Madrid, 1962; Cooperación de María al Misterio de la Redención, EphMar 1962, págs. 5-58; Bautismo y vida de perfección, CONFER 1963, págs. 1-53; La ley de la caridad en la vida religiosa, VR 1963, págs. 140-160; La gracia de la divina maternidad, Estudios Marianos 1964, págs. 49-106; La gracia de la divina maternidad, EphMar 1964, págs, 161-224; A propósito de la “Quaestion mariale” de René Laurentin, EphMar 1964, págs. 93-112; La vida de perfección en la Iglesia, Madrid, Coculsa, 1965; Mandamientos y consejos evangélicos, Revista Española de Teología (RevEspTeol) 1965, págs. 25-77; La caridad, perfección de la ley, en VARIOS, Los religiosos en la Iglesia, Ed. Vida Religiosa, Madrid, 1965, págs. 29-52; La adecuada renovación de la vida religiosa, Madrid, PPC, 1965; La doctrina tomista sobre los modos de perfección cristiana, Teología Espiritual (TeolEsp) 1965, págs. 113-145; Consiliorum evangelicorum theologica valoratio, Commentarium pro religiosis (CommRel) 1965, págs. 143-165; El martirio y los consejos evangélicos, manifestación de la caridad cristiana, CONFER 1965, págs. ; La doctrina tomista sobre los modos de perfección cristiana, TeolEsp 1965, págs. 113-145; Sacramentos y fe. Un problema de la pastoral española, Iglesia Viva (IgVi) 1966, págs. 75-85; Experiencias pastorales en la administración del bautismo, IgVi 1966, págs. 65-78; Iglesia y sociedad, IgVi 1966, págs. 7-38; Vida evangélica, Bilbao, Desclée de Brouwer, 1966; Renovación conciliar de la vida religiosa, Bilbao, Desclée de Brouwer, 1967; Historia capitis VI Constitutiones “Lumen Gentium”, CommRel 1966, págs. 349-363; Doctrina Concilii Vaticani II de vita religiosa, CommRel 1967, págs. 3-18; Doctrina cristiana sobre la pobreza, IgVi 1967, págs. 259-273; A propósito de “El cristianismo no es un humanismo”, IgVi 1967, págs. 545-557; Bautizar en la fe de la Iglesia, Ed. Marova, Madrid, 1968; Bautizar en la fe de la Iglesia, IgVi 1968, págs. 123-154; Dietrich Boenhoeffer, ¿un testigo mal interpretado?, IgVi 1968, págs. 539-544; Teología moderna, teología para el futuro, IgVi 1968, págs. 545-554; Reflexiones teológicas a propósito de la Encíclica Humane Vital, IgVi 1969, págs. 7-30; Orientaciones teológico-pastorales para la revisión de un Concordato, IgVi 1969, págs. 217-332; Para renovar la penitencia y la confesión, Ed. PPC, Madrid, 1969; Secularización y vida religiosa, Madrid, Impr. de PPC, 1970; Religiosos y religiosas ante la Iglesia de mañana. El superior en la renovación de su instituto, Madrid PPC, 1970 (ed.); Actitudes pastorales ante la contestación, IgVi 1970, págs. 62-82; Liberación del hombre y salvación cristiana, IgVi 1970, págs. 187-196; Reflexiones teológicas a propósito de una encuesta a los seminaristas españoles, IgVi 1970, págs. 419-444; Secularización y vida religiosa, Claretianum, págs. 163-234; Teología y renovación según el Concilio Vaticano II e influjo de los cambios eclesiales en la renovación de la vida religiosa, CONFER 1971, págs. 378-388; Actitudes fundamentales frente a la renovación de la vida religiosa, VR 1971, págs. 186-193; La vida religiosa dentro de una Iglesia en renovación, VR 1971, págs. 293-308; Origen de la vida religiosa, CONFER 1971, págs. 310-331; Fe y sensibilidad histórica, Ed. Sígueme, Salamanca, 1972; Incredulidad y fe, Misión Abierta (MisAb) 1972, págs. 131-136; El futuro de la fe, MisAb 1972, págs. 295-303; Sobre la teología de la esperanza, MisAb 1972, págs. 546-550; Vivencia comunitaria de los consejos evangélicos, en VARIOS, La comunidad religiosa, Publicaciones Claretianos (PublCl), Madrid, 1972, págs. 223-239; De la religiosidad a la fe, MisAb 1973, págs. 3-9; La secolarità consacrata, Vita Consacrata (VCon) 1972, págs. 364-380; Discernimiento teológico de la secularización, MisAb 1973, págs. ; La secularidad vivida en consagración, VR 1973, págs. 47-57; Antropología y teología de la fe cristiana, Sígueme, Salamanca, 1973; La vida religiosa como “profecía en acción” en una sociedad que evoluciona y una Iglesia que se renueva, en VARIOS, Presencia de los religiosos en la nueva sociedad, PblCl, Madrid, 1973, págs. 255-273; El bautismo, puerta de entrada en la Iglesia, Ed. Católica (BAC), Madrid, 1974, págs. 101-104; Sentido y alcance del pluralismo teológico. Repercusiones en la vida religiosa, en VARIOS, Unidad, pluralismo y pluriformidad en la vida religiosa, PbCl, Madrid 1974, págs. 23-54; El descubrimiento de Dios y la vocación humana del intelectual, Publ. Ministerio Educación y Ciencia, Madrid, 1975; Iglesia y enseñanza, Ed. SM, Madrid, 1977; con CARD. VILLOT Evangelizar la cultura, PPC, Madrid, 1978; No nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal, en VARIOS, Abba, Padre nuestro, Narcea, Madrid, 1981; La escuela católica en una sociedad pluralista, Seminarium (Sem) 1982, págs. 33-50; Filosofía y teología del trabajo en la Laborem Exercens, IgVi 1982, págs. 33-44; La visita del Papa y el servicio a la fe de nuestro pueblo. Presentación del programa pastoral de la Conferencia Episcopal Española, Edice, Madrid, 1983, págs. 3-16; La Iglesia, don de Dios y sacramento de salvación, en VARIOS, ¡Sois Iglesia!, Ed. Cristiandad, Madrid, 1983, págs. 13-22;  Vida religiosa y moral en la sociedad democrática española, IgVi 1984, págs. 49-67; Carta abierta a los amigos de Iglesia Viva, IgVi 1984, págs. 241-249; El pecado y la gracia en el Sínodo de los Obispos, CommRel 1984, págs. 439-446; La Iglesia española al servicio del diálogo de salvación entre Dios y el hombre, en VARIOS, Dios y el hombre, VI Simposio Internacional de Teología, Ed. Universidad de Navarra, Pamplona, 1984, págs. 789-802; Testigos del Dios vivo. Reflexión sobre la misión e identidad de la Iglesia en nuestra sociedad. Presentación del documento de la Conferencia Episcopal Española, Edice, Madrid, 1985, págs. 5-13; La figura del sacerdote hoy, en VARIOS, Sacerdotes misioneros al estilo de Claret, PublCl, 1985, págs. 27-43; Reflexión en torno al Sínodo de 1964, TeolCat 1986, págs. 13-24; ¿Quién tiene que sostener a la Iglesia? Ecclesia 1987, págs. 10-11; Religiosos en el más profundo centro, VR 1987, págs. 239-248; en VARIOS, Cristianos para el siglo XXI, León, 1988; Ser cristiano hoy en España, Ecclesia (Ecc) 1988, págs. 58-61; Las ambigüedades del progresismo, Ecc 1988, págs. 511-517; en VARIOS, España 2000 ¿cristiana?, Ed. Encuentro, Madrid, 1990; con GABRIEL CAMPO, Ésta es nuestra sangre, PublClar, Madrid 1990, págs, 17-21; En qué consiste la Nueva Evangelización, en VARIOS, La vida religiosa y la Nueva Evangelización, PublCl, Madrid, 1990, págs. 101-139; Presencia de los cristianos en la vida pública española, Corintios XIII 1990, págs. 55-74; Inculturación de la fe, en VARIOS, Hombres de fe, XV Semana de Teología Espiritual, Toledo, 1990, págs. 221-246; Nueva evangelización. Fe, cultura y política en la España de hoy, Ed. Encuentro, Madrid, 1991; El ministerio de la Palabra ante la Nueva Evangelización, en VARIOS, Servidores de la Palabra, PublCl, Madrid 1991, págs. 13-32; La moral católica en una sociedad pluralista, en Teología y catequesis, 39 (1991), págs. 253-262; El evangelio de Cristo, evangelio de libertad, en Teología y catequesis, 39 (1991), págs. 307-318; Los colegios de la Iglesia en una pastoral de Nueva Evangelización, Educadores 1991, págs. 209-226; Vivir en el hoy de nuestra Iglesia, Communio 1991, págs. 8-21; Tres afirmaciones para un tiempo de crisis, Granada, 1992; Una Teología nueva para una Nueva Evangelización, Vida Nueva 1993, págs. 543-550; Escritos sobre la fe, la Iglesia y el hombre, Madrid, Ed. Católica (BAC), 1996; Felicidades Jesucristo, Ed. Católica (BAC), Madrid, 2000; Bienaventurada, Ed. Católica (BAC), Madrid, 2001; La Iglesia de España frente al terrorismo de ETA, Ed. Católica (BAC), Madrid, 2001; La Iglesia también, Ed. Católica (BAC), Madrid, 2002; La fe cristiana factor decisivo de paz, con OLEGARIO GONZÁLEZ, La fe en Dios factor de paz o de violencia, San Pablo, Madrid, 2003, págs., 261-282; La verdad del Evangelio. Cartas a los españoles perplejos en materia de cristianismo, Salamanca, Sígueme, 2003; Once catequesis de iniciación cristiana, Ed. Pastoral Litúrgica, Barcelona, 2004.

JOSÉ-FÉLIX VALDERRÁBANO ORDEIG, CMF

Tomado del Diccionario Biográfico Español (real academia de la historia)

Pin It on Pinterest

Share This