Narciso García Garcés

GARCÍA GARCÉS, Narciso. Ojos Negros (Teruel), 29.X.1904 – Calatayud (Zaragoza), 15.IV.1989. Teólogo.

 

Recibe su formación inicial en los seminarios de la Congregación claretiana. Ordenado sacerdote el 22.XII.1928, ejerce su primera teológica en Chascomús (Argentina). Se doctora en teología en el Ateneo “Angelicum” (Roma, 1939) con un estudio sobre la función corredentora de María. Es nombrado profesor del Teologado Internacional Claretiano de Albano, cerca de Castel Gandolfo. Regresa a España en 1940, año en que comienza sus publicaciones teológicas. Deseoso de que la mariología hispana de su tiempo emule la del s. XVII, funda ese mismo año con otros teólogos la Sociedad Mariológica Española. Nombrado primer Presidente, desempeña este cargo durante dos largos periodos (1940-1954, 1957-1969).

Hombre emprendedor, promueve junto con profesores claretianos de Santo Domingo de la Calzada (Logroño), Zafra (Badajoz) y Valls (Tarragona) la creación de la revista Ephemerides Mariologicae, publicación de la que será primer director (1951-1964) y cuyo reconocimiento y difusión internacional logrará ya en esa fase inicial. En ella van a colaborar firmas señaladas de las distintas escuelas teológicas del momento y autores sin adscripción particular a corriente alguna: J.A. de Aldama, J.Mª Alonso, C. Balic, J.Mª Bover, H. Barre, J.F. Bonnefoy, D. Fernández, R. Laurentin, M. Peinador, G. Philips, G.M. Roschini, F. Sebastián, C. Straeter…

Con otros dos teólogos españoles (J. Salaverri y B. Xiberta), García Garcés forma parte de la Comisión Teológica preparatoria del Concilio Vaticano II (1962-1965). Como perito del Episcopado Español en el desarrollo de este Sínodo Ecuménico, realiza un intenso trabajo, que se centra especialmente en el esquema dedicado a la Virgen María: propugna que se dedique a esta doctrina a un documento independiente; intenta que se introduzca el título “Mater Ecclesiae” en el texto conciliar; trata de que el Concilio dé amplia cabida a la doctrina mariológica de los últimos papas. Al optar el Concilio por la inclusión de la doctrina mariana en la Constitución sobre la Iglesia, elabora con M. Llamera un texto para el debate en el aula. Si bien es preferido el borrador propuesto por G. Philips, los españoles aportan numerosas adiciones y enmiendas. En el discurso de clausura de la tercera sesión sinodal, el Papa Pablo VI proclamará solemnemente a María “Madre de la Iglesia”.

Entre tanto, prosigue la docencia en seminarios diocesanos, en la Universidad Central (Madrid) y en la Escuela Superior de Ciencias Sagradas (Madrid), y participa en la organización de Congresos Mariológicos Internacionales, como el celebrado en la República de Santo Domingo en marzo de 1965, así como en la de las Semanas Mariológicas anuales y en la Semana Internacional de Santiago de Compostela de 1965.

El método teológico con que trabaja es el típico de la neoescolástica, con sus valores y limitaciones. En sus conferencias y escritos (unos 140 títulos), intenta combinar siempre lo doctrinal y lo vivencial: la construcción de una teología segura, fiel al magisterio romano, y la promoción de una religiosidad sincera. R. Laurentin, destacado mariólogo francés de la segunda mitad del s. XX, lo ha considerado, junto con Balic y Roschini, una gran figura de una brillante época mariológica de la Iglesia, los años 1940-1965.

 

OBRAS DE ~: Mater Corredemptrix Turín-Roma 1940; Títulos y grandezas de María, Madrid 1940; La predicación y los predicadores, Madrid 1941; Catecismo de la devoción al Corazón de María, Madrid 1943; Exposición del Dogma católico, Madrid 1944; Compendio de metodología científica, Madrid 1945; C.M.F. o la Filiación Cordimariana legada a sus hijos por Antonio Mª Claret, Barcelona 1949; Fray Francisco. Vida del Padre Fray Francisco Javier Palacios Cabello (prólogo del Sr. Julio Palacios) Madrid 1959; Las Tres Avemarías: historia, teología, práctica, Madrid 1961; en colaboración: Conclusiones mariologicae cuilibet hodie gnaro theologo Magisterii ductu propugnandae, Madrid 1962; en colaboración: Sancta Maria Ecclesiae Mater, Madrid 1964; El culto a la Virgen en la doctrina de S. Agustín. Discurso leído en el acto de recepción en la Academia de Doctores de Madrid, Madrid 1967; La Virgen de nuestra fe. Comentario del texto mariano conciliar. Profesión de doctrina católica mariana, Madrid 1967.

BIBL.: A. LUIS-D. FERNÁNDEZ-T. ITURRIAGA, In Memoriam. R.P. Narciso García Garcés (1904-1989), en Ephemerides Mariologicae 39 (1989) 345-366; A. NIÑO, La intervención española en la elaboración del Cap. VIII, en Ephemerides Mariologicae 18 (1968) 5-310.

Pin It on Pinterest

Share This