MARIANO FERNÁNDEZ

MARIANO FERNÁNDEZ

Cuando Mariano entró en la Congregación, militaban ya en ella misioneros, cuyo solo nombre es un cantar de gesta apostólica: Antonio Molinero, de Zarzuela; Isaac Burgos, de Perorrubio; Inocencio Heredero, de Cantimpalos, y Lucio Monjas, del mismo Bernardos, lugar natal de nuestro P. Mariano. De allí había salido para nuestro Instituto un muchacho, que, andando el tiempo, había de ger al P. Zacarías Iglesias; y, ahora quedaban otros dos niños dispuestos a ingresar en las filas claretianas, Julián Yagüe y Eusebio Sacristán.

Desde 1876, la casa de Segovia, sin dejar de ser centro misional, adoptó la postura de semillero de vocaciones. El 9 de julio, entraría en él su primer postulante, el futuro P. José Domingo, de Aldeanueva. Unos días más tarde, ingresaban dos niños de Bernardos, Mariano Fernández y Julián Yagüe. Eusebio Sacristán lo haría el año siguiente.

Allí estuvo Mariano estudiando latín y humanidades, durante tres años, teniendo por prefectos a los PP. Isidoro Vila, Cayetano Girbau y Antonio Vilardell.

  1. Pasa a Vich. Allí encuentra de nuevo al P. Girbau, bajo cuya dirección cursa la retórica y hace el noviciado.
  2. – Profesa. Estudia la filosofía. El 3 de julio, forma parte de la expedición de 40 individuos, que, en Manresa, se juntan con la caravana de 140 claretianos, que, dejando las avenidas y ramblas barcelonesas, se dirigían a Santo Domingo, en un tren especial, ese vehículo monstruoso, aunque rápido, del siglo XIX en frase del P. Aguilar.
  3. – D. Mariano Fernández recibía en Madrid el diaconado el 5 de marzo. Meses después sería elevado -al presbiterado, en la misma ciudad.

Profesor. 

Fue destinado entonces a Segovia para enseñar latín, el curso 87-88, y retórica, el cureo siguiente. El curso 89-90 lo pasa en Alagón, de profesor también de retórica y además de Historia Universal. Así terminó su breve actuación en el campo de la enseñanza.

Pero, antes de entregarse de lleno a la formación de los jóvenes, había de hacer unos escarceos de predicador.

Predicador. –

Parte del año 1890 en Barbastro y, el curso 91-92, en Santo Domingo, se dedicó a la predicación de misiones. Su com. pañero de bina fue casi siempre su compaisano el P. Zacarías Iglesias, sólo tres años mayor que él, pero ya misionero experimentado. El P. Iglesias hacía los sermones morales o de máxima. Su prestancia personal, su voz sonora y agradable y su experiencia atraían sobre él la atención y el interés de los auditorios.

Forjador de Misioneros

En agosto de 1895, el P. Fernández, dejaba la cristiana y noble Bilbao y sus tareas misioneras, para dirigirse a Barbastro a suceder, en la prefectura de postulantes, al fervoroso P. Latorre, desempeñando, además, la cátedra de retórica. Sólo un año estuvo allí, marchando, en agosto del 96, a Alagón, también de prefecto de seminaristas menores, cargo que ocupó hasta el mes de agosto de 1901, en que pasó a Vich a fundar el noviciado de la provincia de Cataluña. Durante los años 1899, 1900 y 1901, tuvo de auxiliar en el colegio aragonés, al P. Juan Gorgues, a quien debemos muchos de los datos de esta época.

Desde Vich pasó en 1906 a Cervera con el mismo cargo de Maestro de Novicios, ejerciéndolo hasta 1913, en que fue nombrado Provincial de Cataluña, siendo reelegido en 1919 para el sexenio que finalizó en 1925.

Superior Provincial

Durante su provincialato tuvieron lugar sucesos importantes que dejamos consignados per orden cronológico:

  1. Fundación de la casa de Monfalcone, en el antiguo imperio austrohúngaro.
  2. • Institución de la Unión Mariana de Sufragios, que por gu importancia y universalidad, no tardó en pesar a depender del Gobierno General.
  3. – Celebración del centenario del nacimiento del P. Xifré. 1918. – Fundación de la casa de San Feliu de Guixols.
  4. Prestó gran concurso al congreso mariano montfortiano de Barcelona.
  5. Traslado de los restos del Siervo de Dios, P. Crusats, desde el cementerio de Selva del Campo a nuestra iglesia de San Agustín de la misma población.
  6. – Fundación, en Francia, de la casa de Marsella, y, en España, de de Játiva y Sallent.
  7. – Compra la finca de Mas Toni, en Cervera, la que, desde entonces, se llamó Mas Claret.
  8. Ofreció para la Misión Pontificia de Rusia, a los PP. Ángel Elorz y Pedro Voltas.
  9. – Inaugura el colegio moralistado de Solsona, trasladado allí el estudio de la Moral, que se tenia en Alagón, desde 1906.
  10. Fundación de las casas de Spaichingen y Weissenhorn, en Alemania, y de las de Zaragoza y Gerona, en España, suprimiendo la de San Feliu de Guixols.
  11. – Por creación de la cuasi-provincia italiana, pasaron a formar parte de ella las casas de Trieste y Monfalcone, de la provincia catalana.

Terminado el segundo sexenio, fue nombrado consultor provincial del gobierno del P. Soteras y, además, superior de Cervera; pero, al año siguiente, 1926, fue designado Visitador de la provincia de Castilla.

Consultor general. –

Finalizado este cometido el año 1927, pasó a Gracia, en donde residía ya el gobierno de Cataluña, continuando con su consultoría, hasta 1930, en que, fue elegido para ocupar la vacante de consultor general, que dejó vacía la muerte del P. Cepeda, por lo que tuvo que trasladarse a Madrid, sede del gobierno supremo del Instituto.

Sólo cinco años escasos perteneció al gobierno general, ya que dejó el cargo en el capítulo general de 1934, celebrado en Roma. Y decimos dejó el cargo, pues, en las elecciones celebradas en este capítulo, el P. Fernández empató a votos persistentemente con otro también muy venerable Padre, hasta que el mismo agradeciendo a todos cuantos le votaban, les suplicó que emitieran su papeleta a favor de su contrincante.

Entonces, regresó a Madrid, con el cargo de delegado del gobierno general en España, que desempeñó hasta su muerte.

Eran aquellos años de la república, unos años muy turbulentos en España y una verdadera pre-revolución.

Por fin amaneció el día 28 de abril de 1939 el día de la reconquista de Madrid… En el escrito autobiográfico de los años de guerra ha dejado consignado, en párrafos rebosantes de emoción, su exultación indescriptible y su honda gratitud a Dios y a la Sma. Virgen por tan señalado favor. Por muy larga que fuera nuestra vida — concluye — sería muy corta para agradecerlo. Ya tenemos libre al P. Mariano. Fue entonces nombrado superior de la comunidad que seguidamente se formó provisionalmente en Galileo, 5. Pronto tuvo necesidad de ir a Mas Claret, de Cervera, a reponer sus quebrantadas fuerzas, pues la primera parte de su escrito autobiográfico de los años de la guerra, está firmado allí, el 6 de agosto del mismo año de la liberación (I Año Triunfal, en la nomenclatura de entonces) el glorioso año 1939.

Después de varios viajes de ida y vuelta Madrid, Mas Toni, regresó por fin a la capital de España, donde el 1945, su alma rectilínea, fue llamada por el Señor, a recibir el premio del siervo bueno y fiel. Contaba 80 años.

Tomás L. Pujadas

Pin It on Pinterest

Share This