GORRICHO RAMÍREZ GARCÍA, Juan María.

Lerín (Navarra), 14.XII.1889 – Madrid, 5.V.1960. Misionero y escritor ascético y mariano.

Sus padres, Liberato y Rosa, de mediana posición social, crearon un hogar ejemplarmente cristiano. A los 12 años ingresó en el postulantado de Valmaseda de los Misioneros del Corazón de María, donde estudió humanidades. En Segovia hizo el noviciado y luego la profesión religiosa el 8 de septiembre de 1907. Allí inició el estudio de la filosofía y lo completó en Beire (Navarra) en 1910, mientras que la teología la estudió en Santo Domingo de la Calzada, donde recibió la ordenación sacerdotal el 2 de julio de 1916. Ya entonces destacó por su inteligencia despejada, sus convicciones profundas, su simpatía y delicadeza de trato.

Sus primeros años de apostolado discurrieron en los seminarios claretianos como formador de jóvenes misioneros. Fue auxiliar del maestro de novicios en Segovia y desde el verano de 1923 formador de teólogos: siempre entregado a vivir e inculcar los más elevados ideales misioneros, produciendo gran impacto en sus alumnos por su hondura en la formación religiosa, cordimariana y misionera.

Fue el alma del teologado claretiano de Santo Domingo de la Calzada y del clero de la ciudad y sus alrededores: hasta cien veces dirigió la palabra a los sacerdotes del arciprestazgo reunidos en retiro espiritual en la catedral.

En 1931 fue destinado como profesor de literatura al colegio de segunda enseñanza de Castro Urdiales; y en 1932 a la casa generalicia de Madrid, situada en la Calle del Buen Suceso. Aquí, durante 28 años, desarrolló una intensa labor apostólica. Sus predicaciones fueron ininterrumpidas. Su actividad fue prodigiosa, pero llena de espiritualidad, tanto en el púlpito como en la prensa, dedicándose preferentemente a los jóvenes y a las religiosas. Predicador fervoroso e incansable, ha recorrido todas las provincias españolas, prodigándose en ejercicios espirituales a incontables comunidades y asociaciones, para lo cual gozaba de especial maestría. Su tema principal y más frecuentado fue el de la Virgen María, dedicándose a pregonar sus glorias por doquier.

Fue polígrafo fecundo. Publicó numerosas obras buena calidad literaria, tanto de oratoria como de ascética y de piedad mariana.

En Madrid dirigió durante varios años la revista popular “El Iris de Paz”, y fue superior de su comunidad en diferentes épocas. El P. Corricho intervino decisivamente en el homenaje rendido en Madrid en 1951 a San Antonio María Claret, canonizado el 7 de mayo del año anterior; fue el artífice principal del Templo del Corazón de María situado en la Calle Ferraz en la capital de España, abierto al culto el 9 de marzo de 1952; y más tarde fue también el promotor la consagración de España al Corazón de María, que tuvo lugar en Zaragoza el 12 de octubre de 1954.

Este hombre noble, santo hasta al heroísmo y de gran caridad apostólica, había manifestado ya su grandeza en la dura prueba de la guerra civil (1936-1939).

Recluido con otros presos, primero en la Cárcel Modelo y luego a la de Porlier, situada en el Colegio Calasancio de la calle Guzmán el Bueno, el P. Gorricho era el motor espiritual del grupo, destacando por su alegre optimismo, su sencillez y su fe, que atraía como un santo. Allí demostró su generosidad sin límites, ofreciéndose a dar su vida a trueque de la vida de un compañero de prisión: el teniente coronel y padre de cinco hijos Mario González Revenga, que iba a ser ejecutado. Pero al final, providencialmente, ambos se salvaron, y ese rasgo sublime quedó en el más profundo secreto, porque el P. Gorricho prohibió que se revelara antes de su muerte. Luego fue acogido a la Embajada de Chile en Madrid, hasta que logró puesto en una expedición a la ciudad de Valencia.

Cuantos le conocieron recuerdan su bondad, su fervor y su ejemplaridad de sacerdote y de misionero.

Un claretiano compañero suyo, el poeta P. Máximo González, daba este testimonio acerca del P. Gorricho: “Siempre lo tuve por santo. Un santo a fuerza de vencerse y de vencer. Un santo con el temperamento y el carácter más reacios a la santidad. Un santo forjado en el yunque duro del deber, de la intimidad con lo divino, y de la entrega y consagración a sus grandes compromisos de cristiano, de religioso y de sacerdote. Creo que se le puede invocar como a un santo”.

El P. Gorricho dejó una huella profunda en la iglesia en España al fallecer santamente en Madrid el 5 de mayo de 1960.

Obras de ~: (con Germán Prado) Año litúrgico predicable. Madrid. Ed. Bruno del Amo, 1941-1942; Año litúrgico predicable. Madrid. Ed. Coculsa 1957; Año litúrgico predicable. Madrid. Ed. Coculsa, 1957-1958, seis tomos; Ejercicios espirituales marianos. Novena a la Inmaculada Concepción. Madrid. Imp. E. Maestre, 1930; Ejercicios espirituales marianos, o sea Meditaciones para consagrarse a la Santísima Virgen María y renovar su consagración. Lérida. Academia Mariana, 1928; En la cuna de España y la Virgen de Covadonga. Madrid, Industrias Gráficas, 1928; La devoción al Corazón de María, principio y término de toda devoción mariana. Madrid, Imp. Héroes, 1949; La perfecta devoción a la Santísima Virgen, según las enseñanzas del Beato Luis María Grignion de Montfort, expuestas en forma de Ejercicios Espirituales Marianos. Lérida, Imp. Mariana, 1928; La puerta del cielo. Sermones de la Virgen.Madrid, Ed. Bruno del Amo, 1935; Las flores de mayo, o ramillete de poesías para el ofrecimiento de las flores en mayo a la Santísima Virgen. Madrid, Industrias Gráficas, 1928; Las moradas del Corazón de María. Madrid, Ed. Coculsa, 1955; Lourdes predicado. Madrid, Ed. Coculsa, 1958; Mater Inmaculata, o dos Novenas para la fiesta de la Inmaculada Concepción de María Santísima. Madrid, Ed. del Corazón de María, 1930; Meditaciones para el mes de ejercicios de San Ignacio, acompañadas de notas aclaratorias para su mejor inteligencia. Madrid, Ed. Coculsa, 1954; Miniaturas. Poemas. Madrid 1940; Novenario predicado en la Iglesia de Torrijos de Madrid. 1943. Madrid, Talleres Gráficos Marsiega, 1944; Panegíricos de santos populares. Barcelona, Ed. E. Subirana, 1944; Panegíricos sagrados. Madrid, Ed. Bruno del Amo, 1935; Panegíricos selectos. Barcelona, Ed. E. Subirana, 1945; Semana Santa predicable. Madrid, Ed. del Corazón de María, 1930; Veladas y actos misionales. Vol. I:poesías y cantos. Barcelona, Tip. Claret, 1928.

Bibl.: Anónimo, Ha muerto el Padre Gorricho: El Iris de Paz, año LXXVI, mayo de 1960, n. 2386, p. 152; Anónimo, En memoria del Padre Gorricho – Trueque de vidas: ib., junio de 1960, n. 2387, p. 200; Martín Artajo, Javier, Trueque de vidas: Diario YA, domingo 22 de mayo de 1960; Anónimo, In memoriam: Ha muerto el Padre Juan M.ª Gorricho: Ilustración del Clero, vol. LII, junio de 1960, n. 956, pp. 205-206; Torres, Ismael, Necrología: Annales CMF 47 [1963-1964] 534-544; 587-594; 48 [1965-1966] 45-50.

J. Bermejo Jiménez

Tomado del Diccionario Biográfico Español (real academia de la historia)

Pin It on Pinterest

Share This