ALFONSO SÁNCHEZ

ALFONSO SÁNCHEZ

Monseñor Alfonso Sánchez es el primer claretiano colombiano promovido al Ministerio Episcopal.

— Nació en Bogotá el 6 de marzo de 1913 y fue monaguillo y cantor de nuestro templo de El Voto Nacional.

.— Después de cursar humanidades en el seminario menor de Bosa profesó en la Congregación Claretiana el 16 de julio de 1929 en el segundo grupo de seminaristas colombianos.

— Hizo estudios de filosofía en el Colegio Mayor de El Cedro, de Zipaquirá y en 1935 viajó a España a concluir sus estudios de teología en Segovia y posteriormente, al desatarse los disturbios de la guerra civil española, en Albano Laziale, Italia, en cuyo seminario diocesano se instaló un colegio internacional de la Congregación,

— A su regreso de Europa fue ordenado Sacerdote en Bogotá el 5 de diciembre de 1937 con sus compañeros los Padres Jorge Restrepo, Daniel Zabaleta, Manuel de J. G6mez, Francisco Arango y Germán Ossa, Fue también condiscípulo del Siervo de Dios Jesús Aníbal Gómez, martirizado por los rojos españoles en la estación ferroviaria de Fernán Caballero (La Mancha) el 28 de julio de 1936.

— De 1944 a 1947 opt6 los títulos de Licenciado en Filosofía, Pedagogía y Teología en la Pontificia Universidad Javeriana.

Sus principales cargos y ministerios han sido: Profesor de Filosofía en Seminario Mayor Claretiano (1942—48); profesor de Teología y Prefecto de Teólogos en Manizales (1949-53); rector del Çolegio San José de Guanentá de San Gil (Santander) (1956-58); Superior Provincial de la Comunidad Claretiana en Colombia (1959-64); Presidente de la Conferencia Superiores Mayores Religiosos de Colombia (1959-61); secretario generar, de la misma Conferencia de Superiores Mayores (1966-1969).

Como hermanos de comunidad recordamos de él su especial interés por el periodismo, la música y la oratoria; fue el primer Provincial Claretiano do en Colombia. Durante su período la comunidad realizó importantes obras en el campo apostólico y se hicieron varias fundaciones.

En los puestos que ha desempeñado con sobrada competencia en la Conferencia de Superiores Mayores, se ha ganado la confianza y respaldo por las dotes de su persona y su espíritu de servicio.

Monseñor Alfonso Sánchez, al ser promovido a la dignidad episcopal cuenta con numerosos valores religiosos y sacerdotales que le hacen acreedor de tal distinción. Es motivo de satisfacción para la Provincia y la Congregación tener entre sus hijos al primer Obispo Claretiano nacido en Colombia. En el servicio episcopal le precedieron en nuestra Patria Monseñor Antonio María Pueyo, Obispo de Pasto (1917-1929) y Mons. Pedro Grau, Vicario Apostólico de Quibdó desde 1953 a 1983.

La Prelatura del Alto Sinú corresponde en parte al territorio que anteriormente ocupaba el Vicariato Apostólico del San Jorge administrado por los Misioneros españoles del Seminario de Misiones de Burgos. Al posesionarse Monseñor encontr6 sus parroquias abandonadas, pastor y sin seminaristas.

— Se gestionó con el gobierno nacional la terminación del Hospital de Montelíbano, de suerte que sé pudo bendecir. e inaugurar el 22 de agosto de 1976. Con tal motivo el Prelado recibió de manos del Sr. Ministro Nacional de Salud la condecoración Cruz de Boyacá.

— En 1979, al cumplirse el primer decenio de  la Prelatura, Monseñor lo quiso celebrar con una santa misión general para todos sus pueblos, que fue organizada y dirigida por el R. P. Jorge Restrepo C. M. F. condiscípulo de Monseñor y experto de larga data en tales ministerios,

 

– Llamados por el Prelado prestaban sus servicios pastorales do la escasez de sacerdotes diocesanos, los Misioneros Claretianos, la Compañía de Jesús, el Instituto Sacerdotal “Regina Apostolorum”. También las Misioneras Catequistas, las Misioneras de la Madre Laura, las de Santa Catalina, las Siervas del Santísimo y de la Caridad, las Hermanas de la Presentación, las Hermanas de la Anunciación, las Siervas de la sia, las Misioneras Claretianas.

– La Prelatura sostenía dos internados indígenas, dos Colegios de Bachillerato regentado por Religiosas. El Prelado, desde el año 1976, siguiendo las normas del nuevo Concordato, hizo un Contrato con el Gobernador de Córdoba, para dirigir, coordinar y administrar las escuelas nacionales existentes en la Prelatura (unas 80).

— En marzo de 1979 se creó en Montelíbano la “FUNDACION SAN. DRO destinada primariamente a promover la construcción de casas “Sin cuota inicial” en beneficio de las familias más necesitadas. El gerente complejo metalúrgico CERROMATOSO S. A. y el Prelado han venido dirigiendo esta obra, que ha reportado grandes beneficios a la ciudadanía.

— La campaña vocacional que el Prelado ha promovió con intensidad dió el fruto de cuatro presbíteros jóvenes y veinte seminaristas mayó. res.

—El Hogar San José para ancianos en la ciudad de Montelíbano.

— Y toda esta labor se ha cumplido, como anotaba El Espectador en edición de La Costa, de 12 de noviembre de 1984, en una región que desde hace años estaba sufriendo el duro castigo de la violencia, a través de los delitos que han surgido como una siniestra industria.

El celo auténticamente claretiano de Monseñor Sánchez hizo florecer la Prelatura del Alto Sinú y auguró una prosperidad espiritual prometedora como la prosperidad material.

Pin It on Pinterest

Share This