ABRIL

24

1844 Llega a Molins de Rei (Barcelona); probablemente en este viaje es cuando un pobre le pagó la comida.

1862 Claret comunica al Papa su pesar por no poder asistir con sus hermanos en el episcopado al gran encuentro de Roma con motivo de la canonización de san Miguel de los Santos, que será el próximo 8 de junio. Sin embargo, espera celebrar la fiesta en Vic, el día 5 de julio.

1869 Le recibe en audiencia Pío IX, con un cariño que le impresiona.

TIEMPO MARTIRIAL (1934-1937)

EL XIII CAPÍTULO GENERAL (1934)

En 1934, poco después de la Beatificación del P. Claret (25 de febrero 1934), se celebró ya en Roma el  XIII  Capítulo  General  (15 de Marzo – 30 de Abril). En él fue elegido como nuevo Superior General, el P. Felipe Maroto. Era conocidísimo en Roma por sus dotes espirituales e intelectuales. Su aptitud para el derecho era excepcional. De tal forma era conocido que en ocasiones se llegó a llamar a los claretianos marotinos. El problema fue que el P. Maroto no conocía bien la situación en España.

Ésta fue la razón de su actitud antes de la guerra civil española (1936-1939), y su reacción cuando conoció la tragedia; y ésta fue también sin duda la causa de su muerte precoz: no pudo soportar el drama y murió en 1937. 

En este Capítulo se trató del gobierno de la Congregación, de la observancia, ministerios, estudios, administración, y se comenzaron a publicar los diferentes Boletines provinciales. Se decidió además la erección de un Colegio Internacional en Roma.

JOAQUÍN JUANOLA, CMF

Misionero en Guinea Ecuatorial (1853-1912)

Maya (Gerona, España). En 1872 entraba en la Congregación, entonces desterrada en Francia, recibiendo la ordenación sacerdotal de manos del obispo de Perpiñán. En 1884 era destinado a Guinea Ecuatorial.

Contribuyó a la fundación de muchas misiones como Annobón, San Carlos, Concepción y Basilé. Fue el brazo derecho de todos los Prefectos Apostólicos. Se distinguió como lingüista. Su gramática bubi es considerada como una obra maestra. Tomó  parte activa en todas las excursiones científicas que  se llevaron a cabo en su tiempo y que dieron como resultado algunos descubrimientos importantes. Fue superior de todas las casas. Sólo de Santa Isabel lo fue desde 1888 a 1912. Hizo una expedición a Monrovia, Liberia, para ver la posibilidad de establecer allí una misión. Defendió la isla de Annobón contra las pretensiones de Alemania. Murió el día 2 de abril siendo Vicario delegado, ya que apenas unas horas antes había partido el P. Coll hacia España para asistir al Capítulo General de 1912.

Biografía

Discernir la voluntad de Dios

Cuando he aquí que el día 11 de agosto… el llmo. Señor Obispo me mandaque  vaya a Palacio, y, al llegar allí, me entregó el Real Nombramiento, fechado del día 4 de agosto, para el Arzobispado de Cuba. Yo quedé muerto con tal noticia… (Aut 491).

Espantado del nombramiento, no quise aceptar por considerarme indigno eincapaz de tan grande dignidad… Pensé que, aunque yo tuviese ciencia y virtud, nodebía abandonar la Librería religiosa y la Congregación que acababan de nacer. Así es que con el mayor esfuerzo rechazaba todas las instancias que me hacían… (Aut495). Este precepto [de su obispo para que aceptara el nombramiento] me estremeció.Por una parte, no me atrevía a aceptar, y, por otra, quería obedecer. Le supliqué que medejara recoger unos días en oración…; y al mismo tiempo reuní a los Señores D. Jaime Soler, D. Jaime Passarell, D. Pedro Bach y D. Esteban Sala…, y les supliquéque me encomendasen a Dios y que  esperaba de su bondad que el último día de mi retiro, que iba a emprender, me dirían lo que debería hacer… Resolvieron que era la voluntad de Dios el que aceptase… (Aut 496).

PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

 

  • Cuando disciernes la voluntad de Dios en momentos difíciles, ¿pides consejo?
  • ¿Eres capaz de aceptar la voluntad de Dios cuando va más allá de lo que tú consideras razonable u oportuno?

“En las Constituciones no debe haber ninguna letra muerta; es preciso observar todas las Constituciones, pues la transgresión de una sola abre la puerta para la relajación e inobservancia de las otras” (Jesús Álvarez).


Pin It on Pinterest

Share This