ABRIL

04

1850 Viaja de Vic a Gerona para dar Ejercicios a los sacerdotes; en ellos hace una adquisición decisiva para Cuba: D. Paladio Currius. También da una misión al pueblo.

1859 Bautiza solemnemente, en la iglesia del convento de la Encarnación (Madrid), a un moro adulto, que es apadrinado por los reyes.

1868  Va a El Escorial para celebrar allí la que será su última Semana Santa en el monasterio.

NUEVA EXPANSIÓN (1922-1934)

EN PANAMÁ

En diciembre de 1923 llegó desde Colombia el P.  Antonio  Anglés a Panamá para encargarse de la capilla de Santo Domingo, en el casco antiguo de la capital. Se buscaba también una residencia para los Misioneros enfermos o fatigados del Chocó.  Pronto la actividad de los  Misioneros se extendió a otros lugares del país, como la ciudad de Colón. El P. Anglés  y los dos compañeros que enseguida le acompañaron se encargaron de varias iglesias, cárceles, hospital, leprosería,  la misma Catedral. El ObispoMons. Guillermo Rojas los trató desde el principio como verdadero padre. La primera vivienda en Santo Domingo era tan pobre que el Internuncio, en una visita, tuvo que aconsejarles: Busquen otra casa; aquí no pueden vivir. Con todo, tras algunos arreglos, allí vivieron los Misioneros hasta 1946, cuando se trasladaron definitivamente a la casa e iglesia de Cristo Rey. Era el comienzo de una floreciente presencia en la zona de Centroamérica, que en 1927 se constituyó en Visitaduría dependiente de Estados Unidos, a pesar de que fue Colombia la fundadoray proveedora de Misioneros.

GEORGE NEDUMPLAKUNNEL, CMF

Consultor General (1943 - 2007)

Uno de los primeros claretianos de nacionalidad india, fruto del trabajo del P. Dirnberger y la Provincia alemana. En 1962, junto con cinco compañeros, partió de Cochin a Alemania para iniciar su formación claretiana. Profesó en 1964 y se ordenó en Roma en 1974. Allí había realizado sus estudios de teología en el Claretianum. Doctorado en Teología Espiritual, volvió a la India, donde comenzó como ecónomo del Seminario Claretiano de Malleswaram en Bangalore y posteriormente como superior de Kuravilangad. En 1982 sucedió al P. Dirnberger como Superior Delegado de la nueva Provincia. En 1991 fue elegido Consultor General de la Congregación, siendo el primer asiático en formar parte delGobierno General. Terminada esta etapa marchó a Estados Unidos, donde se le detectó la enfermedad cerebral que acabaría prematuramente con su vida. Sus últimos días los pasó en la casa de Kuravilangad (Kerala, India) donde falleció el día 4 de abril. Poseía una clara visión y un gran sentido del deber y dedicación. Dio estabilidad a la Congregación en la India y supo consolidarla con firmeza.

El gozo de la amadísima pobreza

Macordaba siempre de que Jesús se había hecho pobre, que quiso nacer pobre, vivir pobremente y morir en la mayor pobreza. También me acordaba de María Santísima, que siempre quiso ser pobre. Y tenía presente además que los Apóstoles lo dejaron todo para seguir a  Jesucristo.  Algunas veces, el Señor me hacía sentir los efectos de la pobreza, pero era por poco tiempo. Luego me consolaba con lo que necesitaba; y era tanta la alegría que sentía con la pobreza, que no gozan tanto los ricos con todas sus riquezas como gozaba yo con mi amadísima pobreza (Aut 363).

Había observado que la santa virtud de la pobreza no sólo servía para edificar  a las gentes y derrocar el ídolo de oro,  sino que además me ayudaba muchísimo para crecer en humildad…  Además  de la experiencia, me corroboraba con esta comparación: que las virtudes son como las cuerdas de una arpa o instrumento de cuerda: que la pobreza era la cuerda corta y delgada, que cuanto más corta es, da    el sonido más agudo. Y así, cuanto más cortas son las conveniencias de la vida, tanto es más subido el punto de perfección a que sube… (Aut 370).

PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

  • ¿Hay momentos en los cuales experimentas los efectos de la pobreza apostólica? ¿Cómo reaccionas?
  • ¿Te puede el consumismo?
  • ¿Estás de acuerdo con Claret cuando afirma que la pobreza es la cuerda que pone a tono la vida misionera?

“Quienes han puesto todo en manos de Dios para poder ser instrumentos eficaces de la construcción de su Reino no deben dudar en ubicarse en las fronteras geográficas, sociales y culturales de la evangelización” (Josep M. Abella, Misioneros, p. 57).

Pin It on Pinterest

Share This