ABRIL

01

1854. Ordena ocho presbíteros y un diácono; son seminaristas llegados de Cataluña el pasado 15 de enero, con la carrera ya muy adelantada.

1862. Dirige Ejercicios Espirituales a la Infanta Isabel como preparación a la primera comunión.

1863. Propone al P. José Xifré que un Hermano de la Congregación viva con él y haga el oficio de cocinero, a partir del próximo septiembre. Será el inicio de una comunidad de la Congregación con el fundador en Madrid.

EL AUGE (1906-1922)

Misión en Rusia

La Santa Sede organizó, en 1922, una misión caritativa de socorros materiales a fin de remediar en lo posible el hambre y los desastrosos efectos en el sur de Rusia. Primeramente el Nuncio de Su Santidad en España y luego la Secretaría de Estado acudieron a la Congregación, demandando su cooperación y la prestación de personal para la Misión Pontifica. Los Superiores, siempre deseosos de secundar los deseos de la Santa Sede y agradecidos por la honra dispensada a la Congregación al pedir su colaboración para tan grande obra, ofrecieron generosamente su decidida cooperación y presentaron a la Santa Sede a los PP. Pedro Voltas y Ángel Elorz (+ 1976). Dichos Padres se incorporaron a la Misión Pontificia y llegaron a Rusia el 21 de agosto, donde trabajaron heroicamente en el socorro a los necesitados. La obra pontificia tenía cinco centros: Crimea (Verbo Divino), Krasnodar (Jesuitas), Moscú (Salesianos), Orenburg (un jesuita) y Rostow (Claretianos). Cada centro era independiente. Abrieron asilos para niños, cocinas para estudiantes, trabajadores, niños y enfermos, asistiendo a colonias de polacos, lituanos, alemanes y asirios.

Beato Manuel Domingo y Sol

Fundador Colegio Español (1836-1909)

Tortosa (Tarragona, España). También conocido como Mosén Sol. Nacido el 1 de abril. Fue un sacerdote fundador de la Hermandad de Sacerdotes Operarios Diocesanos y del Pontificio Colegio Español de San José de Roma. Fue beatificado por Juan Pablo II en 1987. Hasta que fundó el Pontificio Colegio Español en 1892 los responsables del llamado Seminario Hispano-Romano eran los Misioneros Claretianos. Este Colegio venía funcionando como la primera inspiración, debido a los desvelos del obispo de Santander, D. Vicente Calvo Valero. El año 1884 el obispo ofreció a los Claretianos responsabilizarse de sus seminaristas en Roma. Al principio se llamó Colegio Eclesiástico Español. Algún que otro obispo se sumó a esta iniciativa. Este encargo posibilitó a la Congregación asentarse en Roma por primera vez para ubicar la Procuraduría y poder enviar sus estudiantes. Todavía el año 1889 los Claretianos hacían propaganda de su Colegio, pero la suerte ya estaba echada. Llevaron la responsabilidad del Colegio los PP. Jerónimo Batlló y Antonio Naval.

La virtud de la humildad

La primera virtud que procuré: La humildad. Hasta aquí he hablado de los medios más comunes de que me valía para hacer fruto. Ahora trataré de las virtudes que he conocido que ha de tener un Misionero para hacer fruto (Aut 340).

 

Para adquirir las virtudes necesarias que había de tener para ser un verdadero Misionero apostólico, conocí que había de empezar por la humildad, que consideraba como el fundamento de todas las virtudes… (Aut 341).

 

Conocí que en esto consiste la virtud de la humildad, esto es, en conocer que soy nada, que nada puedo sino pecar, que estoy pendiente de Dios en todo: ser, conservación, movimiento, gracia; y estoy contentísimo de esta dependencia de Dios, y prefiero estar en Dios que en mí mismo… (Aut 347).

PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

 

  • ¿Cuáles son las virtudes apostólicas que consideras más importantes en este momento de tu vida?
  • ¿Por qué la humildad es el fundamento de las demás virtudes?
  • ¿En qué consiste la humildad para ti?
  • Describe a una persona humilde en cinco rasgos. Indica el que te parece que debes desarrollar más en ti.

 

“Comienza haciendo lo que es necesario; luego, haz lo que es posible;
y de pronto estás haciendo lo imposible.”

(San Francisco de Asís).

Pin It on Pinterest

Share This