MARZO

31

1852. Llega a Santiago de Cuba, procedente de Gibara y Holguín, para las funciones de la Semana Santa.

1856. Le escriben los misioneros de Vic una vez enterados del atentado. La carta la recibe ya a finales de mayo.

1857. Da orden a D. Paladio Currius de que, por ahora, no haga más gastos en la granja-escuela de Puerto Príncipe.

EL AUGE (1906-1922)

Las Misioneras Cordimarianas

El Instituto fue fundado en la ciudad de México, el 19 de marzo de 1921, por la señorita Carmen Serrano y Rugama, mujer muy humilde y de gran amor a Dios y al Corazón de María, quien había recibido la inspiración en 1913; y por el P. Julián Collell, hombre intrépido y tenaz, sacerdote ejemplar de la Congregación. Ambos, catequistas incansables y muy celosos de la gloria de Dios. La misión del Instituto consiste en transmitir el mensaje evangélico, con grande y ardentísimo celo, a todos los necesitados de él, especialmente a los más humildes: campesinos, indígenas, presos, minusválidos; con preferencia a mujeres, jóvenes y niños, a través de la catequesis, educación y medios de comunicación social. La espiritualidad de la Congregación se enraíza en la espiritualidad de San Antonio María Claret, vivida y experimentada por los fundadores. Y se caracteriza por una profunda intimidad con el Corazón de María, para aprender de Ella a vivir en la intimidad con el Señor, siguiendo a Cristo Misionero, que se ofrece al Padre como hostia viva.

Francisco Benavides y Navarrete

Obispo de Zaragoza (1810-1895)

Baeza (Jaén, España). Estudió en Salamanca y en Granada. Tomó el hábito de la Orden de Santiago en 1834 y se ordenó sacerdote en 1836. Fue rector del seminario de Baeza y luego arcediano de Jaén y deán de Córdoba. Fue consagrado obispo de Sigüenza en 1858 en las Comendadoras de Santiago en Madrid. Patriarca de las Indias Occidentales y cardenal con el título de Santo Tomás in Parione. Posteriormente, en 1895, fue nombrado Obispo de Zaragoza. Su testimonio sobre la santidad de Claret fue: Las costumbres de tan esclarecido pontífice no desmerecieron de las comunes a los primeros cristianos. Hijo de padres modestos, no desmintió en su origen, ensalzándose al par que las dignidades le elevaban; antes bien crecía su humildad en proporción de su alta jerarquía, apartándose con estudio de cuanto fomenta la grandeza humana, y procurando con persistente ahínco el propio menosprecio. Educado en el santo temor de Dios, procuraba eficazmente servirle obedeciendo con alegría su Ley santa.

El medio de los objetos de devoción

También es medio muy poderoso para hacer el bien, de que me valía, el dar Rosarios y enseñarles el modo de rezarle, el dar medallas y decirles cómo las han de llevar y cómo las han de besar mañana y noche. También dar escapularios y decirles qué significan y cómo los han de llevar (Aut 337).

Igualmente es medio muy poderoso para excitar la piedad tener facultades para bendecir imágenes, medallas, rosarios y escapularios. Así ellos se los procuran y los traen en el día señalado para la bendición que hacía desde el púlpito; y esto los entusiasma, los enfervoriza y les da un piadoso recuerdo de la misión y de lo que se ha dicho y practicado en ella (Aut 338).

PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

 

  • ¿Cuál es tu actitud frente a la piedad y religiosidad popular?
  • ¿Tratas de evangelizar con paciencia y comprensión a los más sencillos en su fe?
  • ¿De qué medios populares te sirves para evangelizar a los fieles?

La religiosidad popular aporta valores como: sentido comunitario, sentido festivo, sentido simbólico

  • ¿Los adviertes?

 

“Ser seducidos por Dios es en realidad una invitación a morir,
una invitación a dejarse ir y una invitación a rendirse.
Dios nos está llamando, nos corteja, para que entremos en una nueva relación, y, para profundizar esta relación, tienen que morir nuestro pasado y nuestra identidad, tal como los conocemos”

(Paul Coutinho).

1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Pin It on Pinterest

Share This