MARZO

30

1850. Encargará al canónigo Jerónimo Usera que le vaya amueblando el palacio episcopal. Mientras tanto en Madrid el sacerdote D. Antonio Tolosa, pariente del obispo de Vic, le va haciendo los trámites para la consagración episcopal.

1861. Quería pasar la Semana Santa en El Escorial, pero la Reina le obliga a pasarla en Aranjuez con la familia real. Allí predica el sermón de la pasión durante dos horas y media.

1862. Es obispo asistente en la consagración de Francisco de Sales Crespo, obispo auxiliar de Toledo.

EL AUGE (1906-1922)

Otra vez en Cuba y Portugal

El año 1918 se establecieron de nuevo los misioneros claretianos en Cuba; esta vez en Palma Soriano. Para entonces se había perdido bastante la memoria del P. Claret, a pesar de que el Santo había visitado dos veces aquella población. Admirado el Prelado de la labor de los misioneros, el año 1920 les entregaba otra fundación: la Iglesia de la Trinidad en Santiago de Cuba.

En cuanto se percibió el más leve resquicio comenzaron los intentos de fundación en Portugal. La ocasión vino de manos del Obispo de Guarda, D. José Alves Mattoso, que invitó a los misioneros a fundar en Freineda. Era el año 1920. Al año siguiente, en octubre, se trasladaron parte de los misioneros de Freineda a Tortozendo, dentro de la misma diócesis, donde, además de predicar, se llevaba la dirección espiritual y otros compromisos docentes en el seminario diocesano. Esta fundación venía exigida no sólo por la necesidad de misioneros en la zona sino por las leyes del Gobierno que impedían que las comunidades contaran con más de tres individuos.

Ezequiel Villarroya, CMF

Consultor General (1877-1945)

Miravete de la Sierra (Teruel, España). Fue superior y prefecto de los seminaristas claretianos en Cervera, Barbastro y Alagón. Más tarde fue destinado a Colombia. Contaba, cuando llegó, 38 años de vida y 12 de sacerdocio. Estuvo 19 años en Colombia y 11 en Italia. Llegados los Claretianos a Colombia en 1909, había ya ocho comunidades y en 1915 se iniciaba la Cuasi-Provincia. Fue su primer Superior, y lo fue durante dos períodos. Bajo su mandato fueron fundadas las casas de Pereira, El Líbano y el seminario de Bosa. En este cargo permaneció hasta el Capítulo General de 1934 en que fue elegido Consultor General y Prefecto de los Padres del Colegio Internacional Claretiano. Posteriormente fue nombrado Subdirector General a la muerte del P. Felipe Maroto en 1937. Ejerció también este último cargo bajo el generalato del P. Nicolás García. Desde Roma fue enviado el P. Villarroya a Brasil, Uruguay, Argentina y Chile como visitador. Mientras desempeñaba el cargo de Subdirector General, falleció el 21 de Marzo en Roma.

Biografía

El medio de las conversaciones familiares

Séptimo medio: las conversaciones familiares. ¡Oh, qué bien tan grande producen! Entre los primeros Padres de la Compañía había un hermano lego que iba a la compra todos los días, y era tan feliz en las conversaciones con las gentes que había de tratar, que había convertido más almas que ningún misionero. Esto lo había leído yo cuando era aún estudiante, y me gustó tanto, que siempre que podía lo ponía por obra, según las circunstancias que se presentaban… (Aut 334).

Si se hablaba de la muerte o se oían tocar las campanas, me ofrecía oportunidad de hablar de la fragilidad e inconstancia de nuestro ser, cómo hemos de morir y la cuenta que hemos de rendir a Dios. Si había alguna tempestad de rayos y truenos, me hacía pensar en el juicio y hablar de aquel día grande. Si se estaba al lado del fuego, hablaba del fuego del infierno… (Aut. 335).

 

…Con estas conversaciones familiares había observado que se hacía muchísimo bien, porque les pasaba lo que a aquellos dos que iban a Emaús; y además se evitan conversaciones inútiles y quizás murmuraciones (Aut 336).

PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

 

  • ¿Aprovechas conversaciones coloquiales para transmitir, cuando se presta, el mensaje del Evangelio?
  • ¿De qué sueles hablar con la gente?
  • ¿Evitas murmuraciones y comentarios inútiles o incluso vulgares?

Se han celebrado dos sínodos en torno a la familia.

  • ¿Qué seguimiento has podido realizar?
  • ¿Cómo afrontas los retos que plantea hoy el mundo familiar?

 

“Recordemos el modelo de san Francisco de Asís,
para proponer una sana relación con lo creado
como una dimensión de la conversión íntegra de la persona.
Esto implica también reconocer los propios errores, pecados, vicios o negligencias,
y arrepentirse de corazón, cambiar desde adentro”

(Francisco, Laudato Si’, 218).

1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Pin It on Pinterest

Share This