MARZO

06

1848. Embarca en Cádiz, con el obispo Codina, hacia Canarias.

1850. Comienza Ejercicios a ordenandos en Vic.

1867. Envía a la M. París un ejemplar del nuevo catecismo que ha enviado a todos los obispos de España y que desearía fuese el catecismo único; en noviembre de 1865 lo presentó a Pío IX y mereció su aprobación.

LA CONSOLIDACIÓN (1899-1906)

Las misiones de Guinea en este período

Gracias a un Decreto del Ministerio de Estado de 1902, en el que se obligaba a presentar una Memoria anual de las posesiones españolas en África, tenemos abundante información de mano del P. Armengol Coll. En 1903 también comenzaba la publicación de la revista quincenal claretiana La Guinea Española, con el objetivo de comentar los intereses religiosos, materiales y morales del golfo de Guinea.

Las misiones de Guinea se pueden reunir en tres grupos: el de las fernandianas, situadas todas en la isla de Fernando Poo, separadas y como aisladas de las demás, con muchos puntos de contacto en su vivir y en los procedimientos de apostolado. El de las fronterizas al continente, todas ellas en las proximidades del rio Muni: Corisco, Cabo San Juan, Elobeys y Río Benito. Y finalmente Annobón, que por su aislamiento absoluto, por la condición especial de sus habitantes, ofrecía un clima particularísimo de apostolado, bien diferente y segregado en su desarrollo y en su historia a las demás misiones.

León Carbonero y Sol

Periodista (1812-1902)

Villatobas (Toledo, España). Fue uno de los personajes más influyentes de la vida eclesiástica española del siglo XIX. Fundador, director, propietario y redactor del periódico La Cruz, una revista religiosa que nació en Sevilla en 1852. Llegó a Madrid en 1828 para estudiar en el Colegio Imperial. Se casó en 1840 y tuvo seis hijos. Se trasladó a Toledo y posteriormente a Sevilla como catedrático de lengua árabe. Fue director del diario El Conciliador hasta que fundó La Cruz, su gran obra, que le convierte en una figura importante de la historia de la Iglesia española. El 1 de noviembre de 1858 Claret fundaba en Madrid la Academia de San Miguel. Entre los socios de la primera Jerarquía estaba León Carbonero y Sol. Se trasladó a Madrid cuando la revolución de 1868. Publicó gran número de libros y ostentó numerosos cargos. Claret fue gran amigo y consejero suyo. La Cruz publicó numerosas noticias del santo, incluidas las de su proceso de beatificación. Mantuvo correspondencia con él. Falleció el 4 de marzo.

Fiel a su vocación misionera

En esta Parroquia de Viladrau empecé las Misiones el día 15 de agosto del año 1840, en que hice la novena de la Asunción de la Virgen María. Después hice otra misión en la parroquia de Espinelvas, a una hora larga de Viladrau. Luego pasé a la parroquia de Seva; ésta ya fue más ruidosa. Fue mucha la gente que concurrió y que se convirtió e hizo confesión general. Aquí empecé a tomar fama de misionero (Aut 172).

Por noviembre hice el novenario de Ánimas en Igualada y Santa Coloma de Caral… Y así estuve en Viladrau ocho meses saliendo y volviendo; pero no me fue posible continuar por más tiempo, porque, como he dicho, mientras me hallaba en la población, visitaba cada día a todos los enfermos… Y esto me afligía mucho, al ver las lágrimas de las gentes y al oír las razones que alegaban para que no saliese de la Parroquia a predicar (Aut 173).

Y esto me obligó a pedir al Superior que me exonerase del encargo de Regente y me dejase libre de curatos y que me contase pronto a su disposición para ir a predicar a donde quisiese. Y así lo hizo… (Aut 174).

PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

 

A pesar del éxito pastoral que experimentó en Viladrau, Claret no olvidó su vocación misionera.

  • ¿Has tenido que hacer renuncias para ser fiel a tu libertad misionera?
  • ¿Cómo podrías convertir tu labor pastoral en un apostolado más misionero y claretiano?

Hacer la voluntad de Dios pasa, en ocasiones, por decepcionar a algunas personas.

  • ¿Tienes experiencia de ello?

 

“¡Oh qué buen amigo hacéis, Señor!…
Tomáis en cuenta, mi Señor, los ratos que os quiere,
con un punto de arrepentimiento olvidáis lo que os ha ofendido”.

(Sta. Teresa de Ávila, Vida, 8. 6)

1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Pin It on Pinterest

Share This