FEBRERO

29

 

1831. Sin poder precisarse el día exacto, en el mes de febrero, experimentó la Tentación-Visión contra la castidad en la Casa Tortadés, en Vic.

1840. Tras discernir su caso con el P. General de los Jesuitas, P. Juan Felipe Roothaam, abandona el Noviciado para regresar a su patria.

1844. Continúa la predicación cuaresmal en la Seo de Manresa (Barcelona). Esta fue la segunda de las cuatro veces que predicó en esta ciudad.

PRIMERA EXPANSIÓN (1870-1899)

Testamento del P. José Xifré

En sus últimas palabras (un breve testamento), reconocía el P. Xifré sus límites y su amor por la Congregación. El 4 de noviembre de 1899, a las 8 de la mañana, después de cantado el responso, subió al púlpito el P. Martín Alsina y exhortó a escuchar con atención la última despedida que el P. Xifré dirigía a la Congregación: Mi muy querida Congregación: Te he amado cuanto he podido hasta el fin, y no te olvidaré en la eternidad. He vivido exclusivamente para Ti, sin perdonar sacrificios ni peligros. Sin embargo, como hombre miserable y muy defectuoso, no pocas veces habré desedificado y ofendido varios individuos. Eso es lo único que siento, lo que deploro. A todos pido perdón y espero obtenerlo, como yo a todos perdono, amando a todos en Dios, como yo amo a mí mismo. Rogad por quien os amaba, aplicadle alguna indulgencia plenaria, y os lo agradecerá quien se llamaba José Xifré.

Juan Bautista Fonte

Colaborador de Claret (1822-1896)

Sancti Spiritus (Cuba). Cursó sus estudios eclesiásticos en el seminario de San Basilio, de Santiago de Cuba. Ordenado en 1848, ejerció varios cargos en Las Tunas, Baracoa, en la parroquia de los Dolores, donde estableció la Congregación del Sagrado Corazón de Jesús, más tarde del Apostolado de la Oración. De él decía Claret que era un sacerdote de los más respetables entre los naturales de la diócesis, por su virtud, por su celo y por su aptitud para la cura de almas. En 1863 marchó a España e ingresó en la Compañía de Jesús en el Puerto de Santa María, Cádiz. En enero de 1864, antes de terminar el noviciado, fue destinado al colegio de Belén, de La Habana, donde profesó. Fue prefecto de disciplina y profesor. Al enfermar, pasó a Puebla (México) y luego a Jalapa, donde demostró su amor a la enseñanza y caridad hacia los pobres. Murió santamente en esta ciudad el 25 de febrero.

Cuatro meses en la Compañía de Jesús

Lo hice todo como él me dijo, y el día siguiente de haber entregado la solicitud, el Padre General me quiso ver. Fui allá, y, así como llegué a su cuarto, salía el Padre Provincial. Habló conmigo un buen rato y me dijo: Aquel Padre que salía cuando usted entraba es el Padre Provincial, que vive en Sant’Andrea de Monte Cavallo; vaya usted allá y dígale que yo le envío, y que cuanto haga, yo lo doy por bien hecho. Fui al momento y me recibió muy bien, y el día 2 de noviembre ya vivía en el noviciado… por manera que de la noche a la mañana me hallé Jesuita… (Aut 141).

Muy grande favor me hizo el Señor en llevarme a Roma, y en introducirme, aunque por poco tiempo, entre aquellos Padres y Hermanos tan virtuosos… Allí aprendí el modo de dar los ejercicios de San Ignacio, el método de predicar, catequizar y confesar con grande utilidad y provecho. Allí aprendí otras cosas que con el tiempo me han servido mucho… (Aut 152).

PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

 

  • ¿Has tenido alguna experiencia que, aunque aparentemente no haya sido exitosa, te ha enriquecido?
  • ¿Qué aprendizajes significativos has experimentado en estos casos?

 

“No ha menester hacer caso de él (el entendimiento)…,
sino dejarle y dejarse a sí en los brazos del amor;
que su Majestad la enseñará lo que ha de hacer en aquel punto”

(Sta. Teresa deAvila, Castillo Interior, Moradas Cuartas, 3.8).

Pin It on Pinterest

Share This