FEBRERO

27

 

1850. Comunica al P. Esteban Sala, que se encuentra de predicaciones en Tarragona, su proyecto de fundar pronto una casa en Barcelona, en la que viva D. José Caixal y así atienda a la Librería Religiosa.

1854. Probablemente es en esta fecha cuando dirige al capitán general de Cuba su alegato definitivo en favor de los matrimonios mixtos.

1863. Por estos días, por encargo del nuncio, lucha denodadamente ante la reina para que no se admita la renuncia de Fr. Félix de Cádiz a la mitra de dicha ciudad.

PRIMERA EXPANSIÓN (1870-1899)

Situación del Instituto al final del siglo XIX

El P. Clotet encarnaba la tendencia a la formación de Provincias en la Congregación. El P. Xifré, sin embargo, era partidario de una Congregación más centralizada. El Capítulo de 1888 había planteado la cuestión y había sido rechazada dicha formación. No obstante, se volvió sobre el tema en el VIII Capítulo General extraordinario de 1895, celebrado en Santo Domingo de la Calzada, resultando la división en dos Provincias por unanimidad: Cataluña y Castilla. De todas formas no se determinaron claramente los poderes de los Provinciales. Se tuvo un nuevo Capítulo General extraordinario en mayo de 1896 donde se trató, pero no se aclaró tampoco la situación.

Para entonces ya había muerto el cofundador, P. Domingo Fábregas. Y habían sido trasladados de Fontfroide a Vic los restos del P. Claret (1897). Con ese motivo se celebró un gran homenaje al entonces Siervo de Dios, con unas honras fúnebres presididas por el Obispo de Vic en la catedral, acompañado del Obispo de Segorbe, Don Francisco de Asís Aguilar y el Abad de Fontfroide Marie-Jean L. Bousquet.

Beato José Tous

Fundador (1811-1871)

Igualada (Barcelona, España). En la Orden Capuchina vio realizados todos sus ideales. En 1835, debido a las exclaustraciones y destierros, Fray José se encaminó hacia Italia. Posteriormente se estableció en Toulouse (Francia) donde ejerció su ministerio apostólico como capellán de las Benedictinas del Santísimo Sacramento durante siete años. En 1843 la situación política le permitió volver a Cataluña. Los sentimientos de compasión hacia los niños y jóvenes convergían con los deseos de las jóvenes Isabel Jubal, Marta Suñol y Remedio Palos en Ripoll. Después de consultar el proyecto con el P. Claret, amigo de infancia del P. Tous, aceptó orientarlas como Capuchinas de la Madre del Divino Pastor. Posteriormente colaboró con la general, Beata María Ana Mogas en la fundación en Madrid de las Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor, animado tanto por el P. Claret como por el P. Esteban Sala. Murió mientras celebraba la Eucaristía en la capilla del Colegio que las Hermanas Capuchinas tenían en Barcelona.

El impacto de la pobreza apostólica

El día siguiente de la embarcación… concluido el rezo, se me acercó un señor inglés… y, después de haber hablado un rato, se fue a su camarote y al cabo de poco vi que venía hacia mí con un plato en que traía una porción de duros. Yo, al verle venir, pensé: ¿Qué vas a hacer? ¿Aceptarás o no ese dinero?… Y me dije entre mí: Tú no lo necesitas, pero ya lo necesitan aquellos infelices españoles, y así los aceptarás y se los repartirás. Y, en efecto, así lo hice… (Aut 133).

Toda esta aventura me confirmó en la persuasión en que yo estaba, que, para edificar y mover a las gentes, el mejor y más eficaz medio es el ejemplo, la pobreza, el des-prendimiento, el no comer, la mortificación, la abnegación. Este señorón inglés, que andaba con lujo asiático, dentro del buque llevaba el coche, criados, pájaros y perros, que parece que mi aspecto le había de excitar el desprecio; pero, el ver a un sacerdote pobre, desprendido, mortificado, le movió de tal manera, que él mismo no sabía cómo manifestar la afectación. Y no sólo él, sino también todos los viajeros, que no eran pocos, todos me manifestaron respeto y veneración… (Aut 135).

PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

 

  • ¿La austeridad de tu vida impacta o no a la gente de tu entorno?
  • ¿De qué manera vives la solidaridad con los pobres del ambiente en que te encuentras?
  • ¿En qué sentido los pobres son los predilectos de tu misión?
  • Narra alguna experiencia de tu encuentro con el mundo de la pobreza.
  • ¿Hablas con los pobres o solo de ellos? ¿Cuándo fue la última vez que estuviste en contacto con uno de ellos?
  • Lee y ora Mt. 25.

 

“Como para san Pablo, los sufrimientos corporales por amor de Cristo
habían sido acompañados por la gracia de la estigmatización espiritual:
gracia de consagración al Redentor, de comunión con sus sufrimientos”

(Juan M. Lozano, Un místico de la acción).

Pin It on Pinterest

Share This