FEBRERO

24

 

1848. Camino a Canarias, visita por primera vez la catedral-mezquita de Córdoba.

1851. Comienza Ejercicios al clero de Santiago de Cuba; durarán hasta el 1 de marzo.

1852. En su primera visita pastoral, llega a Holguín, donde es recibido con grandes festejos, entre ellos el del globo volador, cuyo fallo inspirará a Claret cómo debería ser para que funcionara bien.

PRIMERA EXPANSIÓN (1870-1899)

Primeros pasos en Brasil

Cuando la Provincia de Castilla se hizo cargo de la Visitaduría de América del Sur solamente se contaba en Brasil con el proyecto y la aceptación de una fundación, la de São Paulo, que sería constituida en 1895. Presidieron la fundación los PP. Ramón Genover y Eusebio Sacristán. Entre los miembros de esta comunidad estaba el P. Francisco Ozamis, futuro Obispo de San José de Tocantins. Se instalaron provisionalmente en la iglesia y locales de San Francisco, comenzando en seguida las actividades pastorales en lengua portuguesa. Pronto la Provincia, a través del incansable P. Ramón Genover, comenzó a buscar el modo de ampliar la presencia en aquel inmenso país, hasta que encontró el lugar adecuado: Campinas. En septiembre de 1899 quedaba definitivamente instalada allí una comunidad, presidida por el P. Eusebio Sacristán. La casa y la iglesia fueron objeto de grandes reformas al tiempo que se multiplicaban las actividades apostólicas y las obras de caridad entre los más pobres.

Nicolás García, CMF

VI Superior General (1869-1950)

Hormicedo (Burgos, España). Llegó a convivir con los confundadores PP. Xifré y Clotet, y con el P. Serrat. Entre los primeros destinos hay que subrayar el de la breve fundación de Espoleto, Italia. En 1912 el P. Martín Alsina, lo nombró Superior Provincial de la Provincia Bética. Fue elegido Superior General en Vic el 11 de octubre de 1922 y reelegido para el mismo cargo el 4 de diciembre de 1937. Murió en Roma nueve meses después de dejar su cargo de Superior General. Durante sus dos períodos de gobierno, con un total de 24 años, la Congregación creció casi en un centenar de fundaciones. Aceptó el Vicariato del Darién, la Prelatura de Tocantins, las misiones de China; acentuó el carácter docente de la Congregación, perfiló su estructura jurídica, su técnica de propaganda y organización, y adoctrinó a sus hijos con notabilísimas circulares llenas de doctrina. En su época surgieron las notables revistas Palaestra Latina y Vida Religiosa.

Biografía

Las dificultades de la “salida” misionera

Muchas y grandes fueron las dificultades que tuve que vencer y superar de parte del superior eclesiástico y de la población para poder salir de la parroquia, pero con la ayuda de Dios salí. Me dirigí a Barcelona con la intención de tomar pase para el extranjero y embarcarme para Roma; mas en Barcelona no me quisieron hacer pase y fue preciso volverme. Me dirigí a Olost… De allí me dirigí a la Tría de Perafita, en donde se hallaba un Padre de San Felipe Neri, llamado Padre Matavera, hombre de mucha experiencia, ciencia y virtud, a quien consulté mi viaje… El buen Padre me escuchó con mucha paciencia y caridad, y me animó a que continuara. Como a un oráculo le oí y al instante emprendí el viaje. Con pase del interior, me dirigí a Castellar de Nuch… (Aut 121).

Mi itinerario fue Castellar de Nuch, Tosas, Puerto, Font del Picasó, Auseja, Auleta, Prades, Perpiñá, Narbona, Montpeller, Nimes, Marsella, en que embarqué en el vapor Tancrède; desembarqué en Civitavecchia, y, finalmente, llegué a Roma (Aut 122).

PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

 

Claret encontró dificultades tanto en dejar la parroquia como durante el viaje hacia Roma.

  • ¿Cuáles son las principales dificultades que encuentras para “salir” como misionero?
  • ¿Te has sentido a veces bloqueado, impedido, perseguido…?
  • Repasa y agradece los itinerarios, los destinos a los que has sido enviado.

 

“No sentía fatigas….
Todo me era dulce con tal que pudiese ganar almas para Jesucristo,
para el cielo, y preservarlas del infierno”

(Aut 227).

Pin It on Pinterest

Share This