FEBRERO

20

 

1847. Consigue la retractación de Miguel Ribas, el célebre heresiarca de Alforja (Tarragona).

1848. Asiste en Madrid, en la colegiata de san Isidro, a la consagración episcopal de Buenaventura Codina, obispo de Canarias, con el que seguidamente marchará a las islas.

1857. Reanuda, comenzando por Baracoa (Cuba), la visita pastoral que había interrumpido hacía un año a causa del atentado. Curiosamente el mismo día se firma la real orden para que pasase a Madrid, que llegará un mes más tarde.

PRIMERA EXPANSIÓN (1870-1899)

El Iris de Paz

En 1889 nacía en Bilbao el futuro Iris de Paz o El Inmaculado Corazón de María, que al principio se llamó Boletín del Corazón de María. Era la primera publicación propia y exclusiva de la Congregación. Iba a ser el órgano no oficial (el oficial era Annales) de la Congregación. El primer director fue el P. Diego Gavín. Fue muy apreciada desde el principio, aunque el P. Xifré tuviera sus reticencias. Pronto superó el trabajo las posibilidades del P. Gavín, nombrándose en 1891 al P. José Mata como director y siendo trasladada la revista a Madrid. En 1892 comenzó a llamarse Iris de Paz. En 1897 crecía de formato y se hacía quincenal. Llegó a ser la revista religiosa más apreciada y difundida en España con cerca de un millar de suscripciones nuevas a primeros de 1897. De esta revista se desgajaría posteriormente otra no menos importante en la historia de la Congregación: Ilustración del Clero. Después de varias vicisitudes, el Iris de Paz cerró definitivamente con el número de diciembre del año 2017.

Ramón Genover, CMF

Consultor General (1853-1927)

Seriñá (Gerona, España). Entró en el noviciado claretiano de Thuir. Después de haber desempeñado varios cargos de responsabilidad en España (Huesca, Segovia, Alagón, Gracia, Zafra, Madrid), el P. Genover fue elegido para fundar la Congregación primero en Brasil (São Paulo, Campinas y Pouso Alegre) y después en Argentina (Buenos Aires, Tucumán, Catamarca y Rosario), siendo nombrado Visitador de ambas y de Chile (Talca, Temuco, Coquimbo y Antofagasta). Cuenta en su memorándum que pasó siete veces a caballo la cordillera de los Andes. Imposible narrar tan gigantesca actividad. Vuelto a España, fue elegido en 1906 Consultor General por la Provincia de Castilla. Fue pionero en la presencia de la Congregación en Inglaterra, haciéndose luego presente con su energía misionera en Portugal y Fernando Póo, y volviendo a abrir nuevas rutas congregacionales en Alemania, Austria e Italia. Volvió de nuevo al Brasil como Viceprovincial (Ribeirão Preto), hasta que en 1922 regresó definitivamente a España donde acabó su vertiginosa vida misionera este día en el noviciado de Vic.

La confianza en la presencia del Señor

No temas que yo estoy contigo; no declines, porque yo soy tu Dios: te conforté y te auxilié, y te amparó la derecha de mi justo (10) (aquí conocí cómo el Señor me sacó en bien de todos los apuros que he referido en la primera parte y de los medios de que se valió) (Aut 115).

Conocía los grandes enemigos que tendría, y las terribles y espantosas persecuciones que se levantarían contra mí, pero el Señor me decía: He aquí que confundidos y avergonzados serán todos los que pelean contra ti: serán como si no fuesen y perecerán los hombres que te contradicen (11). Porque yo soy el Señor tu Dios, que te tomo por la mano y te digo: No temas, yo te he ayudado (13) (Aut 116).

PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

 

Lee y medita estos textos bíblicos que despertaron la vocación misionera de Claret.

  • ¿Sientes la confianza que brota de saber que Dios te ha llamado y está presente en tu vida?
  • ¿Cuáles son “los enemigos” que el Señor te ayuda a superar?

 

“La humildad de san Antonio María es una humildad típicamente apostólica.
Se establece en una tensión entre la voluntad de pasar desapercibido
y el deseo vivo de dar gloria a Dios”

(Juan M. Lozano, Un místico de la acción).

Pin It on Pinterest

Share This