ENERO

30

1862. Claret informa a D. Dionisio González sobre una gran remesa de perales de calidades exquisitas procedentes de Cataluña para plantar en El Escorial.

1862. Escribe al P. Xifré sobre la crisis vocacional de un misionero, sobre el aparente poco trabajo que tienen los de Gracia, y sobre suculentos estipendios de misas que recibirán de El Escorial las tres comunidades de la Congregación.

1863. Comienza una tanda de Ejercicios Espirituales a señores en la iglesia de Montserrat (Madrid).

CONSTITUCIÓN DEL INSTITUTO (1858-1870)

 

La primera fundación de América

 

Tanto la fundación en Argel como en Chile fueron hechas con la aprobación del P. Fundador. La de Chile fue una propuesta del sacerdote D. Santiago de la Peña, que había construido una capilla y quería que se conservase el culto. El 13 de diciembre de 1869 salían los primeros misioneros hacia Santiago de Chile. Al frente iba el P. Pablo Vallier. Hubo problemas con D. Santiago, que provocó hostilidad en el pueblo. Rescindieron el contrato y, a la semana de llegados, cambiaron su residencia. El P. Xifré los visitó, una vez instalados en la capilla de Belén; y llegó a hacerles tres visitas a lo largo de los años. El P. Vallier extendió la Congregación en Chile fundando también en La Serena en 1873; en 1876 se le nombró Visitador. El 16 de noviembre de 1869, Claret escribió al P. Xifré manifestándole su satisfacción por la nueva misión en Chile; y diciéndole que a él le hubiera gustado ir a América, la viña joven. Era la primera fundación en América, y la primera duradera fuera de Europa.

Pedro Mulleras, CMF

Misionero y predicador (1843-1900)

Olot (Gerona, España). Muy amigo del P. Ramón Fluvià. Solicitaron ambos el ingreso al seminario claretiano en Prades. Admitieron a Fluvià, pero a él no por tres razones: era viejo, había sido soldado liberal y había estado de aspirante en los escolapios. Finalmente, fue admitido y ambos ingresaron en la Congregación. Estaba dotado para la predicación. Era brillante y de buena figura. Pero sobre todo destacaba en cualidades morales y espirituales. Fundó las casas de Alagón y Lérida. Y fue de gran influencia para la adquisición de la Universidad de Cervera. También fue el primer superior de la casa de Ciudad Real donde falleció el día 29 de enero. Asistió al Capítulo General de 1895 y tomó parte en las deliberaciones que culminaron con la división de Provincias. Así se expresaba el P. Aguilar: El P. Mulleras, cuya pureza de costumbres era angelical, tenía un gran corazón, un corazón verdaderamente paternal. Pero donde quiera que estuvo se granjeó las simpatías de toda suerte de personas.

La conquista de la fama

 

Se extendió por Barcelona la fama de la habilidad que el Señor me había dado en la fabricación. De aquí es que algunos Señores llamaron a mi Padre y le dijeron que sería del caso que formásemos compañía y pusiésemos una fábrica a nuestra cuenta. Esta idea halagó muchísimo a mi Padre, porque contribuía al mayor desarrollo de la fábrica que ya tenía; me habló y me propuso las ventajas que resultarían y la fortuna que me convidaba (Aut 63).

PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

 

  • ¿Has soñado alguna vez con el éxito y la fama? ¿De qué tipo?
  • ¿Has recibido propuestas halagüeñas en tu vida?
  • ¿Cómo descubriste que la mayor gloria del cristiano es seguir a Cristo?
  • La imagen que tengo de mí es …
  • La imagen que los demás tienen de mí es…
  • La imagen que doy a los demás es…
“En todo santo hay limitaciones humanas que sería insensato querer copiar.
Y aun entre las expresiones positivas de su espiritualidad
hay siempre algunas tan íntimamente ligadas a un ambiente
o a un carácter determinado, que son prácticamente intransferibles”

(Juan M. Lozano, Un místico de la acción, p. 32).

Pin It on Pinterest

Share This