ENERO

28

1863. Se excusa ante D. José Caixal de no haberle escrito últimamente, debido al volumen de trabajo que tiene: no obstante de añadir la noche al día, el tiempo no me alcanza para las cosas que, sin buscarlas, se me vienen encima.

1869. D. Paladio Currius comunica a Claret que las monjas de la M. París, expulsadas por la revolución, han podido regresar a su convento de Reus y el propio Currius como capellán.

CONSTITUCIÓN DEL INSTITUTO (1858-1870)

 

Sorteando la borrasca

 

El P. Xifré tuvo que atravesar los Pirineos, no por una exclusiva decisión personal, sino para buscar alguna casa en Francia donde poder reunir a los miembros dispersos. No era una tarea fácil, pero tras muchos esfuerzos y después de un breve tiempo. En Perpiñán, se encontró una casa de alquiler en la pequeña población de Prades. Con la fundación de esta casa el 2 de febrero de 1869 aquel reducto del destierro se convirtió en el centro y corazón del Instituto. Era la primera vez que la Congregación vivía en el extranjero, aunque todavía en Europa. El día 21 de marzo llegaba el P. Xifré para quedarse definitivamente. La casa de Prades estuvo muy pronto completa.

El 16 de julio de 1869, a los veinte años de la fundación, Claret escribió a Xifré una carta importante de cara al entendimiento de la misión: que se empezara, si bien poco a poco, a abrir escuelas para niños, como los Hermanos de las Escuelas Cristianas. Lo entendió, dadas las nuevas circunstancias, como un modo actual del evangelizare parvulos.

Isaac Retes, CMF

Misionero y pintor (1874-1959)

Llodio (Álava, España). Fue un pintor de cierta fama junto al P. Martín Roure, discípulos ambos en Sevilla del académico Sr. González Santos. Se inició en Cervera con el H. Alabert, el cual había entrado en la Congregación siendo pintor. Con sus brillantes reproducciones de las obras maestras de arte nacional se enriquecieron varias de nuestras casas y colegios en España. El P. Retes pintó gran cantidad de cuadros, pero muchos de ellos fueron destruidos en la guerra civil española. En 1917, centenario del nacimiento del P. Xifré, pintó un cuadro suyo al óleo en Jerez de los Caballeros. Este cuadro pasó a Aguas Santas y ahora se encuentra en la Curia General. El cuadro que pintó del P. Claret se conserva en el Aula Claret de Colmenar Viejo, en España. Colaboró muy eficazmente en la publicación monográfica del Iris de Paz de 1924, 75º Aniversario de la Fundación de la Congregación.

El valor de la amistad

 

Desde aquel día [el mayordomo de la fábrica] me apreció mucho, por manera que en los días de fiesta se me llevaba a paseo un rato con sus hijos, y, a la verdad, me sirvió mucho su amistad, sus máximas y sus sanos principios, pues que, además de ser un hombre muy instruido, era un fiel casado, un buen padre de familia, un buen cristiano y un realista por principios y por convicción, que, a la verdad, muy bien me vinieron algunas lecciones de este Señor por haberme yo criado en una población como Sallent, que en aquel tiempo hasta el aire que se respiraba era constitucional (Aut 61).

PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

  • ¿Qué amigos han influido más en tu vida?
  • ¿Ha sido o está siendo la amistad una experiencia positiva?

No somos “llaneros solitarios”, no vivimos solos. Somos seres de encuentro y comunión.

 

  • Narra tu experiencia de amistad dentro y fuera de la comunidad.
  • Da gracias a Dios por los amigos y amigas que te ha concedido.

“Nuestra pobreza debe ser real tanto en lo personal como en lo colectivo,
reflejo y ejercicio de un sentido profundamente providencialista de la vida”

(Declaración sobre el patrimonio espiritual de la Congregación,
Capítulo General XVII, III. 77).

Pin It on Pinterest

Share This