ENERO

24

1853. Reanuda la misión y visita pastoral que interrumpió unos meses antes a causa de los temblores y el cólera.

1857. Desde Santiago agradece a los hermanos Dunigan (EE UU) por la edición de la Biblia que le han dedicado y desea que por medio de su lectura N. S. será más conocido y amado.

1864. El periódico La Esperanza publica hoy el Testimonio de la Verdad, un escrito autobiográfico de Claret para defenderse de varias calumnias.

CONSTITUCIÓN DEL INSTITUTO (1858-1870)

 

Permanencia, consagración y votos

 

Haciendo una síntesis de los varios pasos o situaciones jurídicas vividas podemos señalar brevemente los siguientes. Al principio no había un vínculo especial. El 7 de octubre de 1857 todos renunciaron a sus bienes. A partir del 5 de julio 1860 hicieron una especie de fórmula de profesión. Parece ser que desde 1861 se introdujo poco a poco un juramento de permanencia y la profesión de votos privados. Después del Capítulo General de 1862, Claret preparó una nueva fórmula de profesión que contenía la observancia de los diez mandamientos y de los consejos evangélicos, una especial consagración a Dios y al Corazón de María y un juramento de perseverancia. A lo largo del 1863 más comunidades renovaron o hicieron esta consagración. Al comienzo del 1869 el P. Xifré decidió pedir a la Santa Sede el poder hacer votos públicos. Las Constituciones fueron aprobadas el 11 de febrero de 1870. El Decreto fue publicado el 2 de mayo. El 15 de julio de 1870, Pío IX aprobó la nueva fórmula con votos públicos. Desde el 11 de agosto todos los misioneros hicieron votos públicos.

Fernando Sebastián Aguilar, CMF

Cardenal y Teólogo (1929-2019)

Calatayud (Zaragoza, España). Ingresó en los Misioneros Claretianos en 1945 y fue ordenado sacerdote en 1953. Hizo estudios de Teología en Roma y en Lovaina. Desde 1956 hasta 1979 se dedicó a la enseñanza de la Teología, primero en los Centros de la Congregación y a partir de 1967 en la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca, en donde fue Decano y Rector de la Universidad entre 1971 y 1979. En septiembre de 1979 fue consagrado Obispo de León. En 1982 fue elegido Secretario General de la Conferencia Episcopal Española, hasta 1988. En abril de este año fue nombrado Arzobispo Coadjutor de Granada. Fue Administrador Apostólico de la Diócesis de Málaga de 1991 a 1993. En 1993 fue nombrado arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela. Emérito desde julio de 2007. Fue vicepresidente de la Conferencia Episcopal de 1993-1999 y 2002-2005. Participó en seis Asambleas del Sínodo de los Obispos. El papa Francisco lo creó cardenal el 22 de febrero de 2014.

Los frutos de la devoción

 

Todo mi gusto era trabajar, rezar, leer y pensar en Jesús y en María Santísima; de aquí es que me gustaba mucho guardar silencio, hablaba muy poco, me gustaba de estar solo para no ser estorbado de aquellos pensamientos que tenía; siempre estaba contento, alegre y tenía paz con todos; ni jamás reñí ni tuve pendencias con nadie, ni de pequeño ni de mayor (Aut 50).

PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

 

  • ¿Tu amor a Jesús y a María repercute en tu relación con los demás?
  • ¿Tienes momentos de silencio para profundizar tu interioridad?
  • ¿Tratas de conservar la alegría y la paz en los momentos difíciles de tu vida?

La oración y la lectura espiritual forman parte de la vida apostólica del misionero. La unión con el Señor es la fuente de nuestra fecundidad misionera. (Comenta brevemente estas frases con un hermano de tu comunidad).

“El principio capital, sin duda alguna, de esta doctrina afirma
que el hombre es necesariamente fundamento,
causa y fin de todas las instituciones sociales;
el hombre, repetimos, en cuanto es sociable por naturaleza
y ha sido elevado a un orden sobrenatural”

(Juan XXIII, Mater et Magistra, 219).

Pin It on Pinterest

Share This