ENERO

22

1850. En la capilla del palacio episcopal de Tarragona rebautiza a una señora protestante calvinista.

1864. La Congregación va a cumplir 25 años; hay que tramitar su aprobación y de las Constituciones. Para ello piden de Roma una Noticia sobre su desarrollo y estado actual. Claret se la encarga al P. José Xifré.

1864. Claret, fiel a la amistad con la familia Fuster, de Calella (Barcelona), les da el pésame por la abuela Prisca, que le lavaba la ropa cuando predicó allí, hace 20 años.

CONSTITUCIÓN DEL INSTITUTO (1858-1870)

 

Los Misioneros en casa

 

Lo que reglamentaba la vida de los misioneros eran las Constituciones, el Directorio y el Directori. Las Constituciones y el Directorio habían sido escritos por Claret, mientras que el Directori era obra del P. Clotet dedicada a los Hermanos. La vida en casa estaba bastante reglamentada desde el principio. Se levantaban a las cuatro de la madrugada, y después de una hora de meditación particular se celebraba la Misa. Había una conferencia de Moral obligatoria, examen y almuerzo a las doce y cuarto, en que se leía. Por la tarde, después de los rezos, otra conferencia de predicatura y paseo. A la vuelta, conferencia de Mística, cena, visita al Santísimo y recreo hasta las diez menos cuarto en que iban a descansar. Pero, aunque todo estaba regulado, el aire de familia, ideal del P. Fundador, siempre se dejaba sentir. No eran religiosos en el sentido canónico de la palabra, porque no hacían votos, ni públicos ni privados. Desde el principio, aunque no estaban sujetos a este género de vida, se manifestaban como observantes religiosos.

José Gras y Granollers

Fundador (1834-1918)

Agramunt (Lérida, España). Nació en este día. Entre 1860 y 1865 residió en Madrid y Écija (Sevilla), donde fue preceptor de los hijos del marqués de Peñaflor y llevó a cabo diversas tareas de apostolado. Ganó por oposición una canongía en la Abadía del Sacromonte, en Granada, donde residió a partir de entonces. Fue profesor de Historia Eclesiástica del Colegio anexo a la Abadía hasta su fallecimiento el 7 de julio. Su actividad principal se centró en escribir, especialmente en periódicos y revistas, haciendo de la propaganda católica su medio de apostolado. Con el mismo carácter publicista, fundó en 1866 en Granada la sociedad religioso-literaria Academia y Corte de Cristo. En 1876 fundó el instituto religioso Hijas de Cristo Rey, una congregación dedicada a la educación cristiana de la infancia. Consultó frecuentemente sus proyectos de fundación al P. Claret, recibiendo aliento y consejo a través de numerosas cartas, también sobre la Academia y Corte de Cristo. Le solicitaba también indulgencias para sus publicaciones.

Un telégrafo mariano

 

Nunca me cansaba de estar en la iglesia, delante de María del Rosario, y hablaba y rezaba con tal confianza, que estaba bien creído que la Santísima Virgen me oía. Se me figuraba que desde la imagen, delante de la cual oraba, iba como una vía de alambre hasta el original, que está en el cielo; sin haber visto en aquella edad telégrafo eléctrico, yo me imaginaba como que hubiera un telégrafo desde la imagen al cielo. No puedo explicar con qué atención, fervor y devoción yo oraba, más que ahora (Aut 48).

PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

 

Claret expresa con imaginación la cercanía que sentía al orar a la Virgen.

  • ¿Cómo vives la presencia cercana de María?
  • ¿La expresas con gestos concretos?
  • Reza algún misterio del Rosario con otros hermanos de comunidad.
  • Escribe una letanía a la Virgen María que exprese tu relación con ella.

“Todos estamos llamados a crecer cada día en la fidelidad….
Estamos hablando de responder a la gracia de Dios
o de cómo ser creativamente fieles al don que hemos recibido
y ejercer el ministerio con clarividencia y entusiasmo”

(Aquilino Bocos Merino, Herencia y profecía, 76).

Pin It on Pinterest

Share This