ENERO

21

1832. Hacia esta fecha solicita al obispo Corcuera que le administre la tonsura.

1856. En Puerto Príncipe tiene a dos Jesuitas de visita, que están pensando cómo establecer allí un colegio.

1867. Por estos días, a insinuación de D. Carmelo Sala, ahora canónigo en Cádiz, Claret logra de la Reina que se impida el derribo de una iglesia de Valencia.

CONSTITUCIÓN DEL INSTITUTO (1858-1870)

 

Los Misioneros en las misiones

 

El principal ministerio de los primeros misioneros eran las llamadas Misiones Populares y los Ejercicios Espirituales. Más tarde este horizonte se fue ampliando a otros ministerios como la confesión, la dirección de seminarios, e incluso la enseñanza. Claret fue el primer misionero, y desde el principio las misiones tuvieron gran éxito. Al igual que el mismo P. Xifré, los Superiores locales se dedicaban también al ministerio de las misiones. La modalidad de cada ejercicio en la misión fue, naturalmente, evolucionando y perfeccionándose y adquiriendo carácter propio de los Hijos del Corazón de María. Ya indicó el P. Xifré cómo intensificó y multiplicó el trabajo de Ejercicios al clero, aumentando el número de actos y supliendo en muchos de ellos con la viva voz la monotonía y seca uniformidad de las lecturas. La propaganda de la buena prensa y de objetos religiosos era complemento imprescindible en las misiones, con tacto y delicadeza ordenada y reglamentada, evitando toda sombra de lucro o negociación y toda apariencia de sospechosa parcialidad.

José Fogued, CMF

Prefecto Apostólico de Tunki (1885-1954)

Ojos Negros (Teruel, España). Prefecto Apostólico de Tunki, China. Se dedicó en la niñez al cuidado de cabras hasta que a los 14 años entró en la Congregación. En 1929, cuando la Santa Sede confió a la Congregación hacerse cargo en China de un seminario regional en Kaifeng, los superiores pensaron en él. Tenía 44 años. En 1933 finalmente se encomendó a la Congregación la región de Tunki siendo el P. Fogued nombrado Visitador. En 1937 la Misión fue declarada Prefectura Apostólica y el P. Fogued nombrado su primer Prefecto Apostólico. Cuando más pujante estaba la misión, la amenaza de los ejércitos marxistas de Mao Zedong obligó a la salida de la misión de todos los misioneros. Quedaron allí solamente el P. Fogued y otros tres. Sufrieron muchas penalidades y juicios populares amañados para que aparecieran como enemigos del pueblo. Al no ver perspectivas de futuro, pidieron salir del país. Posteriormente, recorrió España animando el espíritu misionero con charlas y conferencias. Murió el 24 de enero.

Devoción cordialísima a María

 

Por esos mismos años de mi infancia y juventud profesaba una devoción cordialísima a María Santísima (Aut 43).

Desde muy niño me dieron unas cuentas o rosario que agradecí muchísimo, como si fuera la adquisición del mayor tesoro, y con él rezaba con los demás niños de la escuela, que, al salir de las clases por la tarde todos formados en dos filas, íbamos a la iglesia, que estaba cerca, y todos juntos rezábamos una parte de Rosario, que dirigía el maestro (Aut 44).

PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

 

  • ¿Qué papel tuvo la Virgen María en tu experiencia religiosa a lo largo de tu infancia?
  • Actualmente, ¿cómo vives tu espiritualidad cordimariana? ¿Qué rasgos de María son más significativos para ti?
  • Puedes rezar hoy el Rosario pidiendo por toda la Congregación.

“La devoción al Corazón de María debe ser vivida por todo claretiano.”

(Declaración sobre el patrimonio espiritual de la congregación,
Capítulo General XVII, II. 19).

Pin It on Pinterest

Share This