ENERO

16

1847. Pese a su desacuerdo con el arzobispo debido a la brevedad de tiempo, comienza la misión de cinco días en Escala Dei (Tarragona), tal como lo había hecho unos días antes en Torroja. Es acompañado por el P. Manuel Vilaró.

1848. Predica a la Congregación de S. Luis Gonzaga en la iglesia de Belén (Barcelona).

1863. Comienza Ejercicios Espirituales para señoras en la iglesia de Montserrat (Madrid).

CONSTITUCIÓN DEL INSTITUTO (1858-1870)

 

La Autobiografía

 

El P. Xifré le ordenó a Claret que escribiera la Autobiografía para contribuir a la formación de nuevos apóstoles. Escribió la primera parte (nn. 1-701) en Madrid y se la entregó personalmente al P. Xifré en un viaje que hizo a Vic en 1862. Y la Continuación de la Autobiografía (nn. 702-872) la escribió durante el verano de 1865; efectivamente, llega hasta este año. Curiosamente no se editó hasta 1915, en el primer volumen del Archivo Histórico de la Congregación. Su lectura estaba reservada a los Padres más antiguos y prudentes, ya que en ella se narran algunos hechos delicados para orientar en la dirección de las almas y el confesonario. Su lectura no se generalizó hasta 1951 en que se publicó una edición manual con algunas leves omisiones. Hoy podemos considerar la Autobiografía como la verdadera Carta Programática de la Congregación y fuente de inspiración para todos los misioneros. El original autógrafo se conserva en el Archivo Claretiano de Roma. Hoy tenemos el texto dividido en 872 números.

Carolina Coronado

Escritora (1820-1911)

Almendralejo, (España). Fue una escritora romántica, además de una virtuosa del piano y del arpa. Publicó en 1843 un tomo de Poesías, reeditado en 1852, que prologó Hartzenbusch. Escribió también novelas y obras teatrales con predominio de temas históricos y compromiso social. Llevó una vida revolucionaria. Participó en la campaña contra la esclavitud, llegando a ser, con Concepción Arenal, del cuadro dirigente de la Sociedad Abolicionista de Madrid. En 1868 se fechan los versos A la abolición de la esclavitud en Cuba, poesía que provocó un escándalo político. Su residencia madrileña se hizo famosa por las tertulias literarias que en ella se realizaban, ya que sirvió como punto de encuentro para escritores progresistas y refugio de perseguidos, llegando a asistir algunos de los más renombrados autores del momento, como Emilio Castelar. Era amiga de Isabel II. Se casó en Madrid a los veintiocho años, con sir Justo Horacio Perry, secretario de la embajada de Estados Unidos. Fue el P. Claret quien les administró el sacramento del matrimonio. Falleció el 15 de enero.

La experiencia del trabajo

 

Y como mi padre era fabricante de hilados y tejidos, me puso en la fábrica a trabajar. Yo obedecí sin decir una palabra, ni poner mala cara, ni manifestar disgusto. Me puso a trabajar y trabajaba cuanto podía, sin tener jamás un día de pereza, ni mala gana; y lo hacía todo tan bien como sabía para no disgustar en nada a mis queridos padres, que los amaba mucho y ellos también a mí (Aut 31).

PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

  • ¿Tuviste alguna experiencia de trabajo antes de entrar en la Congregación?
  • ¿Te consideras una persona más bien activa o retraída?

El trabajo dignifica a la persona. El P. Claret se implicó en el mundo laboral y en el mundo de los trabajadores.

  • ¿Cuál es tu experiencia del trabajo?
  • ¿Cómo te afecta la situación actual de desempleo o precariedad laboral que muchos trabajadores padecen?

“La mejor manera de que crezca y dé frutos
el árbol de la Congregación es vivir el carisma recibido.
De Claret recibimos un itinerario de vida evangélica y de servicio misionero”

(Aquilino Bocos Merino, Herencia y profecía, 55).

Pin It on Pinterest

Share This