ENERO

11

1847. Está predicando misión en Torroja (Tarragona).

1849. Está predicando misión en Tirajana (Gran Canaria).

1863. Preside la entrega de premios a las alumnas de Escuelas Dominicales en la iglesia de san Francisco el Grande (Madrid).

CONSTITUCIÓN DEL INSTITUTO (1858-1870)

 

Noviciado y Escolasticado en Vic

 

En 1861 se establecía formalmente el Noviciado para Sacerdotes y Hermanos. Los Estudiantes que comenzaban a afluir plantearon un problema difícil de solucionar. El P. Xifré dio los primeros pasos para resolver algunos de estos problemas del Noviciado y Escolasticado, principalmente el de la admisión de los jóvenes estudiantes. El P. Claret siempre vio con cariño y simpatía el Noviciado y de Escolasticado de Vic, llegando a escribir en 1862 el Reglamento, que entró a formar parte de las Constituciones con algunas variantes. Ese mismo año el P. Xifré escribía una Instrucción, considerada el primer documento de promoción vocacional en la Congregación.

A este propósito, frecuentemente en todos estos años, vemos que el P. Xifré tenía miedo de admitir estudiantes debido a las dificultades económicas. Claret le exhortaba a tener más confianza en la Providencia de Dios, y le ofrecía ayuda económica de lo que él recibía como salario y otras varias entradas. Por ejemplo, en carta del 18 de octubre de 1868, dice que todos sus bienes y cosas son para la Congregación, excepto algunas limosnas para dos de sus hermanos.

Beata María Ana Mogas

Fundadora (1827-1886)

Hostal del Lledoner (Barcelona, España). Nació el 13 de enero. A finales de 1848 María Ana se unió a dos capuchinas exclaustradas que se dedicaban a ayudar a niñas pobres. Las orientaba el Beato José Tous. En 1851 quedó al frente de la pequeña fundación de Terciarias Capuchinas del Divino Pastor de Ripoll. Siguiendo los consejos del P. Claret, consiguió no fundir su Instituto con otras comunidades. En 1865 Benito Serra les invitó a fundar en Ciempozuelos y luego en Madrid. El P. Claret les ayudó orientándolas a enseñar en los barrios pobres y en 1868 abrieron un colegio en Madrid. La fundación en Madrid fue ocasión de malentendidos. Esto conducirá a un alejamiento de las de Cataluña, agravado por la muerte del P. Tous en 1871. Cirilo Alameda les hizo cambiar de hábito y de nombre: Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor. La Madre Mogas falleció en Fuencarral (Madrid) el 3 de julio y fue beatificada el 6 de octubre de 1996.

Los primeros referentes

 
Apenas tenía seis años que ya mis amados padres me mandaron a la escuela. Mi maestro de primeras letras fue D. Antonio Pascual, hombre muy activo y religioso; nunca me castigó, ni reprendió, pero yo procuré no darle motivo: era siempre puntual, asistía siempre a las clases, trayendo siempre bien estudiadas las lecciones (Aut 22).

Además del maestro de primeras letras, que era muy bueno, como he dicho, que por cierto no es pequeño beneficio del cielo, tuve también muy buenos padres, que de consumo con el maestro trabajaban en formar mi entendimiento con la enseñanza de la verdad, y cultivaban mi corazón con la práctica de la Religión y de todas las virtudes. Mi Padre todos los días, después de haber comido, que comíamos a las doce y cuarto, me hacía leer en un libro espiritual, y por la noche nos quedábamos un rato de sobremesa y siempre nos contaba alguna cosa de edificación e instrucción al mismo tiempo, hasta que era la hora de ir a descansar (Aut 25).

PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

 

  • ¿Quiénes han sido las personas que más han influido en tu infancia?
  • ¿Qué enseñanzas recuerdas de tus padres y maestros?
  • ¿Qué convicciones y virtudes te inculcaban?
  • Ora por las personas que te acompañaron durante tu infancia.

“Sabed que no me da miedo la muerte.
Ofrezco mi vida por Dios y por las almas.
Os perdono este crimen que vais a cometer conmigo y pido a la Divina Misericordia
que acepte mi sangre por vuestra salvación”

(Bto. Julián Villanueva, CMF).

Pin It on Pinterest

Share This