ENERO

07

1850. Continúa convaleciente en Barcelona, a la espera del alta médica y salir para Tarragona a visitar al arzobispo y otros amigos.

1852. Viaja de Puerto Príncipe a Sibanicú (Cuba), donde al día siguiente abrirá la misión y la visita pastoral.

1859. Contando ya con la autorización real, comunica a D. Dionisio González que ya puede decidir qué tres Monjas del Convento de la Enseñanza de Santiago viajarán a la Península.

LA FUNDACIÓN (1849 -1858)

Las comunidades de Vic y Cuba

Con la partida de Claret, la comunidad de Vic se estancó en su crecimiento y pasó por varios momentos de grave crisis. La muerte de los PP. Manuel Vilaró e Ignacio Carbó, en 1852, provocaron desconcierto en medio de un grupo tan reducido. La revolución de 1854 y el subsiguiente Bienio Progresista (1854-1856) sumieron al Instituto en mayores dificultades aún. En este período se trabajó entre los enfermos de cólera y se dedicaron preferentemente a dar Ejercicios. El P. Esteban Sala asumió la dirección de la Congregación de Carmelitas de la Caridad por encargo del Obispo Casadevall, ya que atravesaba un momento de mucha dificultad.

Mientras tanto, alrededor de Claret vivía latente la Congregación en Cuba; con distintas características, obviamente, pero con el mismo reglamento y espíritu. Con él se había llevado al P. Manuel Vilaró, confundador. A pesar de la distancia, había un cierto contacto entre Vic y Santiago; efectivamente, por petición de Claret, en La Merced hubo sacerdotes y seminaristas preparándose para ir a Cuba. Más tarde, el 26 de mayo de 1857, Claret volvía a la Península, habiendo sido nombrado confesor de la Reina Isabel II.

João da Freitas Alves, CMF

Administrador Apostólico de São Tomé y Principe (1930-1984)

Faial (Madeira, Portugal). Se había licenciado en Teología Dogmática en la Universidad Gregoriana de Roma. Fue elegido Presidente de la Conferencia portuguesa de Institutos Religiosos y Director del Instituto Superior de Psicología Aplicada. Superior Provincial de Portugal de 1968 a 1980. Dirigió durante muchos años la revista Reinado del Corazón de María. Terminada esta etapa, marchó en 1980 como misionero a São Tomé y Principe donde fue nombrado ese mismo año Administrador Apostólico. Celebrando los festejos jubilares de los 450 años de la fundación de la diócesis de Luanda, Angola, falleció en accidente automovilístico. El año 1978 había hecho su testamento del que recogemos estas palabras: Nací pobre y pobremente he vivido, antes y después de hacer mis votos… Si algo poseyera hasta el día de mi muerte, que la Congregación disponga como le plazca. Todo se lo doy, como ella todo me lo dio, pues por ella me vino casi todo.

Corazón tierno y compasivo

La razón es que, como yo, según he dicho, soy de corazón tan tierno y compasivo que no puedo ver una desgracia, una miseria que no la socorra, me quitaré el pan de la boca para dar al pobrecito y aun me abstendré de ponérmelo en la boca para tenerlo y darlo cuando me lo pidan, y me da escrúpulo el gastar para mí recordando que hay necesidades para remediar; pues bien, si estas miserias corporales y momentáneas me afectan tanto, se deja comprender lo que producirá en mi corazón el pensar en las penas eternas del infierno, no para mí, sino para los demás que voluntariamente viven en pecado mortal (Aut 10).

Si yo viera que uno se cae en un pozo, en una hoguera, seguro que correría y gritaría para avisarle y preservarle de caer; ¿por qué no haré otro tanto para preservar de caer en el pozo y en la hoguera del infierno? (Aut 12).

PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

  • ¿Te preocupas de corazón por el bien humano y espiritual de los demás?
  • ¿Qué espacio ocupa la ternura y la compasión en tu vida misionera?
  • ¿Qué lugar tienen los pobres en tu vida?

“¿Es raro, no? La vida de cada hombre afecta a otras muchas vidas.
Cuando no está ahí, deja un terrible vacío, ¿verdad?”
(Pelicula Mente maravillosa).

Pin It on Pinterest

Share This