ENERO

03

1849. De camino de Telde a Agüimes (Gran Canaria), pasa por Ingenio, donde entonces no hay iglesia ni pueblo, pero sí gente trabajando, y le hacen predicar.

1860. Ejercicios Espirituales a las religiosas llamadas las Francesas en Madrid. Además, cada tarde acude a la novena a la Virgen del Pilar.

1866. Hay un pronunciamiento de Prim y Pavía en Villarejo de Salvanés, cerca de Madrid, que Claret temió que desembocara en una revolución; fue abortado a tiempo.

LA FUNDACIÓN (1849 -1858)

LA GRANDE OBRA: YA HAY SUJETOS

En diciembre de 1848, Claret dirigió una carta a José Caixal, en la que, al referirse a sus planes de fundación, le decía: Ya hay sujetos. En efecto, el 16 de julio de 1849, se reunió con cinco compañeros a quienes Dios nuestro Señor había dado el mismo espíritu de que yo me sentía animado. En aquel momento, Claret contaba con 41 años. Esteban Sala, que tenía 37 años, había conocido a Claret en unos Ejercicios Espirituales predicados por éste en 1843. Domingo Fábregas, que tenía 32 años, figuraba ya en la lista de sus colaboradores, en 1846, al igual que Manuel Vilaró, que tenía 33 años y que era el único que había acompañado a Claret en varias misiones. De José Xifré, que tenía 32 años, se ignora si se conocían, pero se sabe que había predicado misiones y deseaba fundar una congregación de misioneros; el obispo de Vic le dijo que se pusiera en contacto con Claret. Jaime Clotet, que era el más joven, con 27 años, fue convocado a última hora por el mismo Claret, bajo insinuación también del obispo Casadevall.

GERARDO ESCUDERO, CMF

Misionero y jurista (1910-1981)

Rivera de la Polvorosa (León, España). Destacó como especialista en Derecho de Religiosos. En 1950 comenzó un período de colaboración con su antiguo profesor el P. Arcadio Mª Larraona, a la sazón Secretario de la Congregación de los Religiosos, de la que ganaría en experiencia y competencia. La primera iniciativa en favor de los religiosos y religiosas fue la creación en España de una revista a través de la cual pudiera prepararse lo que sería en el Concilio Vaticano II la adecuada renovación y adaptación de la vida religiosa. En 1944 aparecía la revista Vida Religiosa, sostenida por un equipo de Claretianos, entre los que él ocupaba un lugar destacado. Hasta el año 1981 su actividad se volcó en la asociación CLAUNE (Claustros Necesitados), para la que consiguió la aprobación de la Sagrada Congregación como Instituto Pontificio Claune, en favor de las monjas de vida contemplativa. Fue autor en solitario de El nuevo derecho de los religiosos, actualización de una obra conjunta anterior al Concilio.

Leer más sobre GERARDO ESCUDERO, CMF

El Nombre

Me pusieron por nombre Antonio, Adjutorio, Juan. Mi Padrino fue un hermano de mi madre, que se llamaba Antonio Clará y quiso que me llamara por su nombre de Antonio. Mi Madrina fue una hermana de mi padre que se llamaba María Claret, casada con Adjutorio Canudas, y me puso por nombre el de su marido. El tercer nombre es Juan, que es el nombre de mi padre; y yo después, por devoción a María Santísima, añadí el dulcísimo nombre de María, porque María Santísima es mi Madre, mi Madrina, mi Maestra, mi Directora y mi todo después de Jesús. Y así, mi nombre es: Antonio María Adjutorio Juan Claret y Clará (Aut 5).

 

PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

Claret explica la historia de sus nombres.

  • ¿Conoces la historia y el significado de tu nombre?

A Claret su devoción a María le llevó a completar su nombre. En nuestro caso, el CMF (Cordis Mariae Filius) explica y completa el nuestro.

María está en los comienzos de la historia del P. Claret y de la Congregación.

  • ¿Qué espacio ocupa ella en tu vida?


“Mi muy querida Congregación: Te he amado cuanto he podido hasta el fin,
y no te olvidaré en la eternidad. He vivido exclusivamente para ti,
sin perdonar sacrificios ni peligros”


(José Xifré, Último despido).

Pin It on Pinterest

Share This